Cultura envía nuevos documentos y libros de antiguos exiliados residentes en Francia al Centro de la Memoria Histórica

A ellos se suman documentos y objetos personales procedentes de México y la República Dominicana SALAMANCA, 10 (EUROPA PRESS) El Ministerio de Cultura envió al Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca 14 cajas con fondos relativos a la Guerra Civil, al exilio de los españoles tras la finalización de la contienda y a las actividades políticas de las organizaciones opositoras a la dictadura franquista así como documentos oficiales, fotografías y objetos personales donados por descendientes de exiliados españoles en México así como también copias digitales de importantes documentos conservados en la Republica Dominicana. Según informaron a Europa Press fuentes ministeriales, el material procede en su totalidad de donaciones de antiguos exiliados españoles residentes en Perpiñán, en Toulouse y en otras localidades próximas a la capital del Departamento del Alto Garona, en las que se estableció el núcleo "más numeroso y activo" de exiliados españoles vinculados a las organizaciones políticas y sindicales que sustentaron al Frente Popular tras su paso por los campos de concentración de Argelès-sur-Mer, Saint-Cyprien, Le Barcarès, Agde, Le Vernet d'Ariège o Gurs. Los materiales fueron recopilados en su día por el profesor Narciso Alba, miembro del Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Perpiñán, y entre los documentos de archivo destacan las relaciones de miembros de diferentes agrupaciones del Partido Obrero Español en el exilio francés y en el norte de África. También hay documentos relativos a otros colectivos socialistas de América, como ocurre en el caso de México, y entre ellas figuran las actas multicopiadas del II y III Congreso del Partido Socialista en el exilio e informes sobre el estado de las organizaciones y, en general, de la oposición política a la dictadura del General Franco. Entre el material bibliográfico "sobresalen" los trabajos y estudios sobre la denominada "emigración política" de los republicanos españoles, la colección de publicaciones del policía franquista Eduardo Comín Colomer y otra serie de títulos especializados y de difícil localización sobre la Guerra Civil y el exilio español. Asimismo, también se incorporaron "importantes" documentos fotográficos como, por ejemplo, el testimonio de los fotógrafos andorranos Josep i Valentí Claverol sobre la llegada de las tropas del ejército franquista a la frontera hispano-andorrana en febrero de 1939. MÉXICO Y REPÚBLICA DOMINICANA En cuanto a los documentos pertenecientes a particulares enviados desde México, se trata de una serie de originales y objetos personales donados por los familiares del ingeniero de telecomunicaciones Luis Sanjuán Montes y de Aurora Suárez Boldú, una de las hijas del periodista sevillano Luis Suárez López, fundador y presidente desde 1995 hasta su fallecimiento de la Federación de Periodistas Latinoamericanos (FELAP). Vinculados ambos a UGT, los documentos permiten conocer las circunstancias personales de ambos exiliados durante la Guerra Civil como miembros del Ejército de Republica. Cabe recordar que Luis Sanjuán fue responsable de Transmisiones de la conocida 'Columna Fantasma' y comandante del Ejército de Extremadura y Luis Suárez fue capitán del XII Cuerpo del Ejército del Ebro. Con respecto a los documentos entregados al Ministerio por el director del Archivo General de la Nación de la República Dominicana y por la directora del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana, se trata de copias digitales "de gran valor" ya que son las solicitudes de permiso de residencia de los exiliados españoles llegados a la República Dominicana, de varios artículos y trabajos editados por el profesor Jesús Galíndez y del informe del procurador general de la República Dominicana al secretario de Estado de Relaciones Exteriores y Culto de la República sobre el "caso" del piloto norteamericano Gerald Lester Murphy. Entre ellos se entregaron también otros documentos relativos al asesinato de éste y al suicidio del piloto dominicano Octavio de la Maza Vasquez, implicados en el traslado de Galíndez a la República Dominicana por orden del dictador Leonidas Trujillo.