Recuperado el Nobel de Heinrich Böll entre las ruinas del Archivo de Colonia

  • Berlín, 16 abr (EFE).- El diploma del Premio Nobel de Literatura recibido en 1972 por el escritor alemán Heinrich Böll ha podido ser recuperado de entre los escombros del Archivo de Colonia, seis semanas después del derrumbe del edificio.

Recuperado el Nobel de Heinrich Böll entre las ruinas del Archivo de Colonia

Recuperado el Nobel de Heinrich Böll entre las ruinas del Archivo de Colonia

Berlín, 16 abr (EFE).- El diploma del Premio Nobel de Literatura recibido en 1972 por el escritor alemán Heinrich Böll ha podido ser recuperado de entre los escombros del Archivo de Colonia, seis semanas después del derrumbe del edificio.

El documento se encontraba en una caja, que pudo recuperarse intacta de entre las ruinas dejadas por el siniestro, indicó hoy la directora del Archivo, Bettina Schmidt-Czaia.

La mayor parte del legado dejado por escritor a la ciudad donde nació, en 1917, ha podido ser recuperado en las trabajosas labores de desescombro del edificio, cuyo hundimiento, atribuido a unas obras en la línea del metro, causó la muerte de dos personas.

En total, a lo largo de estas seis semanas de trabajos se han recuperado y trasladado a un depósito colonés un total de 13 kilómetros de documentos, que se suman a los cuatro kilómetros que pudieron salvarse inmediatamente después de que se desplomara el edificio.

El Archivo de Colonia contenía unos 30 kilómetros de documentos, algunos de más de mil años de historia, y recientemente se había incorporado a sus fondos el legado completo de Böll, fallecido en 1985.

La "memoria" de la ciudad renana -como se conocía el edificio de la Severinstrasse- contenía 65.000 actas, la más antigua era del año 922, 104.000 mapas y planos, 50.000 carteles y cerca de medio millón de fotografías.

La familia de Böll había cedido el legado del escritor al Archivo, consistente en fotos, cartas privadas, manuscritos y dibujos, así como el certificado del Nobel, por considerar que ahí estarían bien resguardadas.

El hundimiento del edificio no provocó más víctimas mortales que dos hombres, inquilinos de una casa vecina que asimismo se desplomó, ya que los empleados del Archivo habían sido evacuados poco antes de producirse el derrumbe tras escucharse extrañas vibraciones.

El cuerpo de uno de los fallecidos, un estudiante de 17 años, tardó cinco días en ser recuperado de entre los escombros.

El del segundo, asimismo estudiante y de 24 años, fue rescatado nueve días después, soterrado a nueve metros por debajo del nivel del suelo.