Santiago Carrillo afirma que el documental 'Últimos testigos' es "un ejercicio de sinceridad"

MÁLAGA, 17 (EUROPA PRESS)

El ex secretario general del PCE Santiago Carrillo afirmó, con respecto al doble documental de Manuel Martín Cuenca 'Últimos testigos: Carrillo y Fraga', que él mismo protagoniza y que se presentó hoy en el XII Festival de Málaga-Cine Español, que es "un ejercicio de sinceridad porque no tengo nada que ocultar".

"He cometido errores, pero no me arrepiento de nada porque he procurado corregirme. No soy un santo, sino un hombre con sus pasiones y su mirada subjetiva de la realidad. Hay otras miradas distintas de otras personas", precisó en rueda de prensa.

El Festival de Málaga-Cine Español, que tiene lugar desde hoy hasta el 25 de abril, presentó hoy la primera parte de la cinta, que se centra en la vida activa en política de Carrillo y del desarrollo del movimiento comunista a lo largo de 80 años de historia. El director del documental lo consideró como "un éxito".

La idea partió del productor Álvaro Longoria, de Morena Films, con el objeto de "enfrentar a un político con la mirada de un cineasta" y "porque no hay ningún personaje con más chicha que Carrillo", agregó. Según Martín Cuenca, aceptó participar en el proyecto por su interés en este personaje histórico y por significar "un reto apasionante para hablar del movimiento comunista".

Según Carrillo, le preguntaron "sobre lo humano y lo divino, sin dejar ningún rincón por explorar". Así, bajo su punto de vista, el documental es "un resumen espléndido de su personaje". Asimismo, negó que hubiese un pacto previo para establecer el tipo de preguntas que se iban a realizar y explicó que él "no sabía lo que iba a salir de la película".

"Si tengo algún mérito es que he vivido muchos años, he participado activamente a través de 80 años en la vida de España y por eso soy objeto de curiosidad para alguna gente", declaró Carrillo.

Por su parte, Martín Cuenca indicó que "la idea era hacer una entrevista en profundidad, sin límites", y destacó, por ello, "la valentía de Santiago". Además, concretó que "la ética del documental nos imponía que no hubiese acuerdos previos".

'Últimos testigos: Carrillo comunista' presenta al ex secretario del PCE repasando su vida política y personal a lo largo del siglo XX. Así, en los 103 minutos de duración del documental, se le escucha hablar sobre sus movimientos durante la Guerra Civil, su época en la clandestinidad, la Transición, su vivencia en las primeras elecciones democráticas en 1977, la legalización del partido y su crisis. Además, relata con emotividad el distanciamiento con su padre y la posterior reconciliación, y resalta el concepto de la fe en el comunismo, el "corazón" del documental para Martín Cuenca, que le llevó a pensar que Madrid resistiría en la Guerra Civil.

Por otro lado y al ser preguntado por Manuel Fraga, ya que la segunda parte del documental versa sobre su vida, Carrillo aseveró que "la película no le va a interesar ni le va a promover gran interés". En cuanto a las posibilidades de que lo vea, precisó que tiene dudas de que "esté en condiciones de pensar", aunque concretó que no lo dice como una falta de respeto.

EL COMUNISMO HOY

Carrillo opinó, en cuanto a la posibilidad de establecer en la actualidad un sistema comunista, que "nunca se ha realizado" y que "hoy todo ha cambiado mucho, ya que no podemos hablar de proletariado".

Sin embargo, insistió en que "es necesario cambiar el mundo como cuando el proletariado existía porque éste es un mundo repulsivo" y añadió que "se está tirando el dinero mientras hay millones de personas que viven en la pobreza más absoluta". "Si un extraterrestre viviese aquí, no entendería cómo el mundo funciona así", apostilló.

En cuanto a las ideas comunistas, explicó que "tenemos que encontrar instrumentos políticos distintos, imaginar formas de desarrollo democrático en la conciencia de la gente" porque como indicó "las ideas del comunismo están vivas".

Finalmente y en relación a los políticos de la Transición y a los de ahora, Carrillo comentó que "lo que hace la talla de un hombre son las circunstancias que le rodean". "Los de ahora hacen lo que pueden y algunos lo hacen muy mal", afirmó, al tiempo que destacó la figura de Adolfo Suárez y su labor durante la implantación de la democracia en España.