El Instituto Español de Oceanografía estudiará el ecosistema pelágico de la cornisa Cantábrica

Analizará la distribución y abundancia de peces pelágicos, como sardina o anchoa, y de sus depredadores SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS) El Instituto Español de Oceanografía inicia este viernes, 27 de marzo, la campaña 'Pelacus0409', a bordo del buque oceanográfico Thalassa, dedicada a la evaluación de las poblaciones de peces pelágicos (aquellos que no viven asociados al fondo; como sardina, boquerón, atún, caballa, etc) en el Noroeste de la Península Ibérica. La campaña de este año es la continuación de una serie histórica que se remonta a 1983. Para ello, un equipo del Instituto Español de Oceanografía, formado por 28 científicos y personal técnico, recorrerá la plataforma continental desde el norte de Portugal hasta Francia, haciendo escala en el puerto de Gijón el 9 de abril coincidiendo con la mitad de la campaña y finalizando en Santander el 22 de abril. Su objetivo es el estudio integrado y multidisciplinar del ecosistema pelágico, desde la composición y estructura de tamaños del plancton, que constituye la base de este ecosistema, hasta la distribución y abundancia de peces pelágicos, como sardina o anchoa, y de sus depredadores, incluyendo mamíferos y aves marinas. A lo largo de la campaña, junto a la observación directa de los distintos grupos de organismos marinos y las condiciones oceanográficas en la columna de agua, se realizarán una serie de trabajos para analizar distintas características del ecosistema. Éstos incluyen experimentos para conocer la productividad de las microalgas en determinadas localizaciones; para conocer la dinámica de los estadios larvarios de anchoa; o la toma de muestras de nitrógeno radioactivo en tejidos de distintos organismos, que permiten saber su posición en la cadena alimenticia. La información recogida en las campañas PELACUS contribuye a una mejor compresión de los factores que determinar las variaciones de los stocks de especies de peces de interés comercial y proporcionan gran parte de la información que se usa para gestionar racionalmente las pesquerías de la zona. Además de esto, las campañas PELACUS acopian una gran cantidad de información adicional sobre otros componentes del ecosistema (desde microorganismos hasta organismos marinos de gran tamaño, como delfines y ballenas). MATERIAL Para ello, el grupo de científicos del IEO a bordo del Thalassa cuenta con un moderno material, que incluye sistemas de muestreo en continuo de las características de la columna de agua, redes de plancton y de pesca, botellas oceanográficas, también dispondrán de una serie de equipos de última generación, como medidores ópticos de partículas en el plancton o cámaras que permiten fotografiar muestras de microorganismos en continuo. El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es un organismo público de investigación (OPI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con una plantilla aproximada de 600 personas y su presupuesto supera los 60 millones de euros. Tiene nueve centros oceanográficos costeros, una estación de biología pesquera, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por seis buques oceanográficos, entre los que destaca el Cornide de Saavedra, de 68 metros de eslora. En la actualidad están en construcción dos nuevos buques de 46 metros de eslora y en proyecto un tercero de 90 metros de eslora.