La costa asturiana registró esta semana 14 varamientos de cetáceos, uno de ellos un delfín mular vivo

OVIEDO, 2 (EUROPA PRESS)

La costa asturiana registró esta semana 14 varamientos de cetáceos, 13 de los cuales estaban muertos y uno vivo. El animal que ha sobrevivido es un delfín mular hembra de unos 200 kilos de peso, ejemplar que varó con vida en la zona del Piles en la playa gijonesa de San Lorenzo.

Los miembros del equipo de Cepesma, lograron recuperar al delfín y trasladarlo a mar abierto, según informó en una nota de prensa.

Los desfines fueron hallados uno en Castropol, tres en Tapia de Casariego, uno en El Franco, uno en Valés, un delfín listado en Muros del Nalón, uno en Castrillón, otro en Gozón, dos en Carreño y tres en Gijón.

La circunstancia de los vientos reinantes durante los primeros días de la semana, del norte y la confluencia de las corrientes marinas han propiciado el acercamiento de los ejemplares a las costas, de otra manera en similares circunstancias de muertes. Los ejemplares son alejados y llevados a mar abierto por lo que no se pueden localizar sus cuerpos, que en el caso de la gran mayoría de ellos habían sufrido captura accidental en artes de emmalle y arrastre.

Las muertes de cetáceos en artes de pesca es una de las circunstancias mas habituales en los varamientos, siendo la causa de mas del 60 por ciento de los mismos. Sistemas como emisores de ultrasonidos, instalados en las redes, podría minimizar estos casos que por otra parte hace a los profesionales del mar sufrir daños también importantes en sus aparejos.

El Cepesma solicita la colaboración ciudadana para poder tener la máxima información de los cetáceos varados, para su reconocimiento y para poder determinar la causa de la muerte, que en ocasiones puede ser de alto valor para evitar situaciones creadas como en el área mediterránea en afecciones víricas como el morbilivirus en la stenella cueroleoalba.