Hallan fósiles prehistóricos de reptiles marinos que vivieron en el sur de Chile

  • Santiago de Chile, 24 abr (EFE).- Una treintena de fósiles prehistóricos de reptiles marinos que habitaron el sur de Chile fueron hallados por un equipo de científicos chilenos y alemanes en la roca que se asoma bajo un glaciar del Parque Nacional Torres del Paine.

Hallan fósiles prehistóricos de reptiles marinos que vivieron en el sur de Chile

Hallan fósiles prehistóricos de reptiles marinos que vivieron en el sur de Chile

Santiago de Chile, 24 abr (EFE).- Una treintena de fósiles prehistóricos de reptiles marinos que habitaron el sur de Chile fueron hallados por un equipo de científicos chilenos y alemanes en la roca que se asoma bajo un glaciar del Parque Nacional Torres del Paine.

Los fósiles corresponden a ictiosaurios, grandes reptiles marinos con un aspecto entre pez y delfín que vivieron aproximadamente entre 245 y 90 millones de años atrás en lo que hoy es América, Europa y Asia, según publica hoy el diario chileno El Mercurio.

Los huesos hallados afloran de la roca que queda expuesta debido al progresivo derretimiento del hielo del glaciar Tyndall, en el Parque Nacional Torres del Paine, situado en la Patagonia chilena, en el extremo sur del continente americano.

El científico chileno Marcelo Leppe y el alemán Wolfgang Stinnesbeck participan en este proyecto, en el que colaboran el Instituto Antártico (Inach) y la Corporación Nacional Forestal de Chile, así como el Museo Natural de Karlshure y la Universidad de Heidelberg, en Alemania.

Hace 90 millones de años, en ese lugar se hundía una pared submarina cuya profundidad pasaba de forma abrupta desde los cien metros hasta los dos mil, aunque poco a poco los movimientos tectónicos fueron levantando esa superficie sobre el nivel del mar.

"Estos ictiosaurios tal vez iban a las profundidades en busca de su presa sin darse cuenta de que podían morir por la falta de oxígeno. Después fueron arrastrados por una nube de sedimentos que se depositó en el fondo del océano", explicó Stinnesbeck.

A principios de este año, los paleontólogos extrajeron el primer esqueleto, que permanece embalado a la espera de que las autoridades chilenas aprueben el último trámite para trasladarlo a Alemania, donde lo analizarán, lo limpiarán y fabricarán algunas réplicas.

El material volverá dentro de cuatro años a Chile, según garantizó Marcelo Leppe, quien explicó que existen muy pocos sitios tan ricos en fósiles como este yacimiento, donde también se han encontrado restos de vegetación, como troncos y granos de polen.