La Unión Europea de Geociencias premiará a un mexicano por sus trabajos para la NASA

  • México, 18 abr (EFE).- La Unión Europea de Geociencias (EGU) distinguirá al astrobiólogo mexicano Rafael Navarro González "por descubrir en el desierto de Atacama (Chile) una zona análoga al suelo de Marte", informó hoy la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La Unión Europea de Geociencias premiará a un mexicano por sus trabajos para la NASA

La Unión Europea de Geociencias premiará a un mexicano por sus trabajos para la NASA

México, 18 abr (EFE).- La Unión Europea de Geociencias (EGU) distinguirá al astrobiólogo mexicano Rafael Navarro González "por descubrir en el desierto de Atacama (Chile) una zona análoga al suelo de Marte", informó hoy la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El científico del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM será galardonado con la medalla "Alexander Von Humboldt" el próximo 21 de abril en la Asamblea General de la EGU que se celebrará en Viena (Austria).

Navarro, colaborador de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA, por su sigla en inglés), "forma parte del grupo científico que en 2011 analizará muestras de la superficie marciana", indica el comunicado de la universidad pública mexicana.

El galardón se entrega anualmente desde 2006 a científicos de países en vías de desarrollo que hayan logrado un excepcional prestigio internacional en las áreas de ciencias de la Tierra o ciencias planetarias y espaciales.

"Con el hallazgo realizado en 2003, Navarro demostró que ese ecosistema hiperárido, casi desprovisto de vida, es análogo a las condiciones del suelo marciano", una aportación "fundamental para el trabajo de la NASA antes de sus misiones al planeta rojo".

Atacama, en el norte de Chile, es "el desierto más antiguo de la Tierra" y es utilizado por la NASA y la Agencia Espacial Europea "para probar nuevas metodologías e instrumentos para la búsqueda de vida en Marte", señaló el científico.

Navarro considera que su trabajo ha permitido analizar de nuevo los resultados de las misiones Viking, lanzadas a mediados de la década de 1970 desde EE.UU., y diseñar una nueva estrategia científica para Marte.

Durante tres décadas se pensó que no había vida en Marte pero estudios realizados en Chile han abierto dudas sobre si las conclusiones de entonces fueron correctas porque ahora se sabe "que el suelo marciano es oxidante y destruye la materia orgánica".

Estos hallazgos impulsaron que en la próxima misión a Marte, prevista por la NASA en 2011, se realicen análisis geoquímicos adicionales de la posible presencia de materia orgánica en el suelo marciano.

Navarro será el segundo científico latinoamericano en recibir la distinción, tras conseguirla el meteorólogo chileno Patricio Aceituno por su trabajo en la predicción del fenómeno El Niño-Oscilación del Sur en 2006.

Hace dos años la medalla fue a parar al geofísico chino Liu Tungsheng, por sus investigaciones de paleoclima en la región asiática, y en 2008 el premio resultó desierto.