Un estudio revela los asombrosos hábitos migratorios de los pájaros canoros

  • Washington, 12 feb (EFE).- Los pequeños pájaros canoros vuelan más rápido y cubren más territorio que lo que se creía hasta ahora, según un estudio realizado por científicos canadienses que divulga hoy la revista Science.

Un estudio revela los asombrosos hábitos migratorios de los pájaros canoros

Un estudio revela los asombrosos hábitos migratorios de los pájaros canoros

Un estudio revela los asombrosos hábitos migratorios de los pájaros canoros

Un estudio revela los asombrosos hábitos migratorios de los pájaros canoros

Washington, 12 feb (EFE).- Los pequeños pájaros canoros vuelan más rápido y cubren más territorio que lo que se creía hasta ahora, según un estudio realizado por científicos canadienses que divulga hoy la revista Science.

Ese tipo de pájaros, entre ellos los tordos y las golondrinas, recorren enormes distancias entre Estados Unidos y regiones de Brasil en una sola temporada, indicó un informe sobre la investigación.

Para determinar sus hábitos migratorios, los científicos instalaron en las aves unos diminutos dispositivos de posicionamiento global (GPS).

"Nunca antes se había podido trazar el desplazamiento de esos pájaros durante todo su viaje migratorio", reveló Bridget Stutchbury, profesora de biología de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad de York, en una conferencia de prensa telefónica.

"Es la primera vez que se realiza esto", indicó Stutchbury, quien explicó que los pájaros canoros son muy abundantes, pero demasiado pequeños para ser ubicados mediante satélites.

El equipo de científicos encabezado por Stutchbury instaló los dispositivos en 14 tordos y 20 golondrinas púrpura en Pensilvania y siguió la ruta migratoria hasta Suramérica, incluyendo su regreso.

Los datos señalaron que podían volar más de 500 kilómetros en un solo día, lo que echó por tierra la suposición de que su capacidad de vuelo era de 150 kilómetros diarios.

Además, determinó que volaban de dos a seis veces más rápido en la primavera que en el otoño.

Como ejemplo, el estudió citó el caso de un tordo que tardó 43 días en llegar a Brasil, pero al regresar en la primavera al punto de su partida original sólo demoró 13 días.

"Los tiempos del regreso de esos pájaros fueron una sorpresa total. Fue asombroso que uno de ellos que partió de Brasil el 12 de abril llegase a su hábitat original a fines de ese mes", indicó Stutchbury.

Los científicos también descubrieron que en sus viajes migratorios las aves realizaban prolongadas escalas.

Según el estudio, patrocinado por la National Geographic Society, las golondrinas púrpura se detenían entre tres y cuatro semanas en la península de Yucatán (México) antes de continuar el viaje a Brasil.

Cuatro tordos se detuvieron de una a dos semanas en el sudeste de Estados Unidos a fines de octubre antes de cruzar el Golfo de México.

La investigación también encontró pruebas de que los tordos no se separan cuando viajan a zonas tropicales huyendo del frío en el hemisferio norte.

Según los científicos, cinco de esos tordos invernaron en una estrecha faja de tierra en el este de Honduras y en Nicaragua.

"Esa región es importante para la conservación de esos tordos, una especie que ha declinado en un 30 por ciento desde 1966", indicó Stutchbury.

Por otra parte, las poblaciones de pájaros canoros han estado declinando en todo el mundo en los últimos 30 ó 40 años y por ello existe mucha preocupación, indicó.

Según Stutchbury, la investigación es importante no sólo porque sirve para proteger a esas especies, sino también tiene que ver con la actual preocupación ambiental.

"Ubicar a los pájaros en sus sitios de hibernación es también esencial para pronosticar el impacto de la pérdida del hábitat tropical y el cambio climático", indicó.

"Hasta ahora teníamos las manos atadas porque no sabíamos a dónde iban estos pájaros. Desaparecían y volvían en la primavera. Es maravilloso que ahora tengamos una ventana hacia su viaje", agregó.