CiU no cree en un buen acuerdo antes del 7-J, ERC se muestra "escéptica" y, como ICV, reclama "hechos"

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los portavoces de CiU, ERC e ICV en el Congreso aprovecharon hoy sus intervenciones en el Pleno del Congreso para trasladar a José Luis Rodríguez Zapatero sus impresiones sobre el resultado de la reunión que ayer mantuvieron el presidente catalán, José Montilla, y el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves. Mientras CiU no dio ninguna credibilidad al anuncio de que la nueva financiación estará lista para las elecciones europeas, ERC se mostró "escéptica" al respecto y coincidió con ICV en reclamar "hechos" en este sentido.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida recordó que, según el Estatuto, se tendría que haber cerrado un pacto bilateral "hace ocho meses". "Han sido muchos los plazos más allá de agosto y ninguno se ha cumplido, así que, con toda la buena fe, no podemos creernos que la financiación se resuelva correctamente y de forma adecuada al Estatuto antes de las europeas", aseguró.

Algo menos crítico se mostró el representante de ERC, Joan Ridao, quien, no obstante, se declaró "escéptico" por el "nuevo plazo prudencial" que ha dado el Gobierno y recalcó que "hay que pasar de las palabras a los hechos".

Por su parte, el portavoz de ICV, Joan Herrera, valoró la reunión de ayer como "un pequeño paso adelante" porque Chaves asumió que las cifras ofrecidas hasta ahora por el Ejecutivo "son insuficientes", pero demando que ahora ese "punto de inflexión" se concrete con una nueva oferta que vaya acompañada también del traspaso de competencias como las de Cercanías. "Quizás nos hemos instalado en el tiempo de la muerte súbita y a la espera de que no haya ningún damnificado", resumió.

LA DESCENTRALIZACIÓN ESTÁ EN RIESGO

En lo que sí coincidieron los tres portavoces catalanes es en observar con preocupación las declaraciones de distintos miembros del Gobierno empezando por su presidente sobre la necesidad de reforzar la cooperación y la cohesión territorial.

Duran, por ejemplo, denunció que "esa música suena a LOAPA" (Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico), mientras que Ridao reprochó al Ejecutivo que haya dejado de hablar de "descentralización", convirtiendo en un mero "eslogan" el concepto de "España plural" tan utilizado en la anterior legislatura. "Esto nos huele a aparcar las reivindicaciones y a pasar por el rasero de la igualdad", advirtió.

En este contexto, el portavoz de ERC se quejó de Chaves "hable de cooperación" entre autonomías y se encargue de "cuadrar las cuentas" para "federalizar a la baja" después de haber cobrado la deuda histórica de Andalucía y de haber conseguido otros logros para la comunidad que gobernaba hasta hace dos semanas.

También Joan Herrera dijo apreciar un "riesgo" de que se revise "a la baja" el Estado autonómico con una reducción de las competencias poniendo como excusa la unidad de mercado. "Quieren servir un mal café e incluso un café descafeinado y ahí no vamos a estar", avisó, a la vez que insistió en que cualquier apoyo de ICV al Gobierno estará supeditado a un acuerdo de financiación acorde al Estatut.