El Atlantis se prepara para el aterrizaje pendiente del tiempo

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters) - El transbordador espacial Atlantis se preparaba el jueves para salir de órbita tras una exitosa misión que logró reparar al telescopio espacial Hubble, pero las condiciones climáticas sobre Florida podrían retrasar el aterrizaje programado para el viernes.

El comandante del transbordador, Scott Altman, y la tripulación realizaron pruebas a los cohetes propulsores y otros equipos necesarios para regresar a la Tierra.

El aterrizaje está programado para las 10:00 hora local (14:00 GMT) del viernes en el Centro Espacial Kennedy, con una segunda oportunidad a las 11:39 (15:39 GMT).

Sin embargo, el tiempo podría representar un problema. Fuertes tormentas eléctricas y lluvias azotaron Florida el miércoles por la noche, dejando cielos nublados y lluvias el jueves que podrían durar varios días.

A pesar de eso, la NASA ordenó a los astronautas que se preparen para salir de órbita en caso de que el clima mejore.

"Sabemos lo rápido que cambia el clima en Florida", comentó el astronauta Greg Johnson al equipo de la misión de control en Houston, agregando que decidirán según las condiciones que se presenten.

El transbordador tiene suficientes reservas para permanecer en órbita hasta el lunes.

Después de varias inspecciones en vuelo de su escudo anticalor, la agencia espacial estadounidense dijo que el transbordador se encuentra en buenas condiciones para el aterrizaje. Un daño en este escudo provocó el estallido del Columbia en 2003 cuando volvía a entrar en la atmósfera.

La misión del Atlantis es la quinta y última al telescopio que lleva 19 años en órbita y que ha cambiado la forma en que los científicos entienden el universo.

En cinco paseos espaciales, los astronautas del Atlantis lograron instalar nuevas cámaras, reparar instrumentos descompuestos y reemplazar las baterías y giroscopios de posicionamiento.

Además instalaron nuevos aislantes térmicos y un anillo de acoplamiento que permitirá que en el futuro una nueva nave pueda sacarlo de órbita y arrastrarlo hasta el mar.

La NASA retirará la flota de transbordadores el próximo año y se espera que con las reparaciones el Hubble pueda funcionar hasta al menos 2014, cuando su reemplazo, el telescopio espacial con tecnología infrarroja James Webb, sea colocado en órbita.