Los astronautas completan una compleja reparación en el Hubble

HOUSTON (Reuters) - Dos astronautas completaron el sábado una de las reparaciones más difíciles en el telescopio espacial Hubble - el complejo arreglo de una cámara rota - e instalaron un nuevo espectrógrafo que puede descubrir las propiedades de galaxias distantes.

Los astronautas John Grunsfeld y Andrew Feustel pasaron seis horas y media en el exterior del transbordador Atlantis para la tercera de las cinco caminatas espaciales que buscan mejorar el observatorio espacial conocido mundialmente, a fin de mantenerlo en funcionamiento otros cinco o 10 años.

La NASA esperaba que la caminata del sábado fuera la más complicada de las labores planeadas durante la misión de servicio del Atlantis, el quinto y último transbordador en visitar el Hubble antes de que la flota de transbordadores sea retirada el próximo año.

Pero las tareas de Grunsfeld y Feustel se completaron sin problemas, después de dos caminatas previas que estuvieron rodeadas de problemas con herramientas insuficientes que obligaron a los astronautas a improvisar.

Las observaciones del Hubble han ayudado al conocimiento científico sobre la formación de galaxias y su transformación a través del tiempo, el origen de los planetas y la misteriosa fuerza de la "energía oscura" que está expandiendo el universo a una mayor velocidad y ritmo.

Para mantener el telescopio en óptimas condiciones está siendo equipado con dos nuevos instrumentos. Uno es una cámara pancromática de amplio espectro instalada el jueves por Grunsfeld y Feustel durante una caminata espacial.

El otro, instalado el sábado, es un instrumento conocido como espectrógrafo del origen del cosmos, capaz de descomponer la luz según la longitud de onda y revelar por qué químicos y fotones ha pasado.

"El espectrógrafo del origen del cosmos será capaz de observar el universo y ayudarnos a entender de qué está hecho el universo y cómo fue formado", dijo Grunsfeld, astrofísico, durante una entrevista previa al vuelo.