Detenidas dos personas en Alfaro y una en Ribafrecha como presuntos autores de tres delitos de robo con fuerza

LOGROÑO, 22 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja, procedieron durante la madrugada de hoy a la detención de tres personas como presuntos autores de varios delitos de robo con fuerza. Las detenciones se produjeron en Alfaro y Ribafrecha, y a los tres les constan números antecedentes.

Las dos primeras detenciones se llevaron a cabo en Alfaro y, son el resultado de un dispositivo especial establecido en la localidad, a raíz de los últimos robos cometidos en los comercios, según informó hoy el Instituto Armado.

En este dispositivo agentes del puesto de Alfaro, procedieron a la identificación de dos personas en las inmediaciones de la Plaza Chica de la localidad. En el transcurso de la identificación los agentes observaron que uno de ellos ocultaba entre sus ropas unos guantes, dos linternas y una llave inglesa.

Ante este hallazgo los agentes procedieron a inspeccionar los comercios próximos al punto de identificación, percatándose que uno de estos tenía la puerta forzada, tras ser inspeccionado su interior los agentes observaron que los cajones del mostrador habían sido abiertos y revueltos.

Por tales hechos se procedieron a la detención de los identificados como presuntos autores de un delito de robo con fuerza, siendo trasladados a dependencias policiales para la instrucción de las correspondientes diligencias. Se trata de F.M.C., varón de 29 años, natural de La Rioja y de I.G.C., varón de 27 años, natural de Navarra.

ROBO EN BAR

La segunda detención se realizo en Ribafrecha, a raíz de una llamada recibida en la Central Operativa de Servicios (C.O.S), en la que un ciudadano notifico un posible robo en un bar de la localidad.

Trasladada patrulla en servicio al lugar de los hechos, y un vez establecido el oportuno cierre de vías de comunicación, agentes del Puesto de Villamediana observaron como un vehículo marca Renault circulaba con las luces apagadas en dirección a la LR-250.

Tras ser interceptado, los agentes procedieron a la identificación del conductor, así como a la inspección del vehículo, hallando en la parte trasera del mismo y en su maletero, un televisor de plasma de 42 pulgadas, abundantes botellas de licores variadas, y gran cantidad de dinero y monedas.

Una vez reconocida la zona donde se produjo el primer robo, los agentes hallaron otro establecimiento con la puerta forzada, coincidiendo en ambos el mismo modus operandi, por tales hechos se procedió a la detención de la persona identificada como presunta autora de dos delitos de robo con fuerza. Se trata de I.I.G., varón de años, natural de Rumania.