El beneficio neto de CIE Automotive se hunde un 98,6% hasta marzo y la empresa aplaza sus objetivos

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El fabricante de componentes para automóviles CIE Automotive cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 200.000 euros, lo que supone un desplome del 98,6% respecto a las ganancias de 14,3 millones de euros contabilizadas en el mismo período de 2008, según la documentación remitida por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La empresa explicó que esta situación es consecuencia de la caída de las ventas de automóviles provocada por la crisis global, que ha hecho que los constructores de vehículos paren sus instalaciones y ralenticen su producción para reducir su stock, obligando a toda la cadena de valor a ajustar su capacidad productiva.

La cifra de negocio de la corporación vasca descendió un 35,3% en los tres primeros meses de 2009, hasta situarse en 244,6 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo a la mitad, con 22,2 millones de euros, y el Ebit a una tercera parte (8,6 millones).

APLAZA OBJETIVOS.

La empresa admitió que, a la vista de las actuales circunstancias, se ve obligada a retrasar el objetivo de duplicar su cifra de negocio y su resultado bruto de explotación durante el período 2006-2010, tal y como contemplaba en su estrategia.

CIE Automotive, que no distribuirá dividendos este año, recordó el negativo comportamiento de mercados como el estadounidense o el de Europa occidental, aunque la compañía asegura que su posicionamiento global y la "correcta diversificación" le han permitido mitigar la caída de estos mercados.

El grupo apostará por una mayor presencia en los mercados con mejor comportamiento y con mayor capacidad de recuperación en los próximos meses. En este sentido, recordó la positiva evolución de las ventas de coches en Alemania, Francia o Brasil, gracias a los incentivos aprobados por los correspondientes gobiernos.