El 'Defensor del Ciudadano' propone reducir su plenario de siete a tres miembros y potenciar su permanente

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones del Ayuntamiento de Sevilla tramitó durante 2008 un total de 203 expedientes de los que 40 siguen pendientes de resolución, proponiendo en su memoria del ejercicio anterior una "reducción" de los miembros de la comisión de siete a tres (uno por cada grupo político representado en el pleno) y la centralización de su funcionamiento en la comisión permanente.

El concejal de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Sevilla y primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA), y el presidente de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, Francisco Romo, explicaron hoy en rueda de prensa que la memoria de este organismo en cuanto al año 2008 propone al Gobierno municipal el mantenimiento de la actual oficina administrativa, formada por cuatro trabajadores, pero la reducción de siete a tres del plenario de la comisión, de modo que dicho órgano se componga de un solo representante de cada partido político --PSOE, PP e IU-CA--.

Para Romo, el reglamento de la comisión necesita "algunos ajustes" en cuanto a su forma inicial de cara a sus "garantías de funcionamiento" y "no necesita siete personas" en su plenario porque son demasiados "costes". En cuanto al funcionamiento en sí, la memoria que se elevará a pleno propone la reducción de la actividad del plenario en favor de la comisión permanente.

Durante 2008 la comisión ha tramitado 203 expedientes incluyendo los 73 expedientes incorporados del año anterior dentro del capítulo de casos sin solucionar. Entre estos 203 expedientes, 40 no han sido cerrados y su instrucción se prolonga hasta el año en curso. No obstante, Francisco Romo consideró que la trayectoria de este organismo ha propiciado la creación de "interlocutores" entre la comisión y las diferentes empresas municipales e instancia del Ayuntamiento, cuyo funcionamiento "ha mejorado en primera instancia" gracias a las recomendaciones y aportaciones de esta oficina conocida como 'defensor del ciudadano'.