El PNV escenifica en el Congreso su ruptura con Zapatero, al que ve sin credibilidad, endiosado y perdiendo su sitio

Ambas partes se dicen mutuamente decepcionados y el presidente insiste en que la actitud del PNV se debe a la pérdida de Ajuria Enea

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El PNV escenificó este mediodía en el Congreso su ruptura con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ve con credibilidad "cero", endiosado "por encima del bien y del mal" y "perdiendo su sitio en el albero".

El debate parlamentario sobre la reciente remodelación del Gabinete contuvo un agrio cruce de reproches entre el presidente del gobierno y el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, que puso en evidencia la ruptura entre ambos después de que los nacionalistas facilitaran el pasado otoño la aprobación de los primeros Presupuestos Generales de la legislatura y de que los socialistas hayan alcanzado este mes un acuerdo con el PP para relevar al PNV en el Gobierno vasco.

En su primera intervención, Erkoreka tildó de "inverosímil y extravagante" que Zapatero justifique por la crisis su reajuste gubernamental pues considera que no ha dado "ejemplo de austeridad", sino que ha mantenido "plataformas institucionales artificialmente infladas" e incluso ha creado una Vicepresidencia específica para el hasta ahora presidente andaluz..

EL PRESIDENTE EN EL OLIMPO

La respuesta de Zapatero, tachando esos argumentos de "tontorrones" y "superficiales", enmarcando la intervención del portavoz nacionalista en un "estilo de chascarrillo" y proclamando su "decepción" por el tono del PNV, acabó por irritar a Erkoreka. "Usted se sitúa por encima del bien y del mal, allá en lo alto del olimpo de los dioses --espetó al presidente--. Ha pasado de la descalificación al insulto".

Erkoreka comenzó por cuestionar los indicios de recuperación expuestos por Zapatero en su intervención inicial alegando que "resulta chocante que el presidente que fue el último en reconocer la crisis quiera ser el primero en certificar su defunción". "Sus previsiones valen lo mismo que antes: nada, cero patatero", sentenció.

Se quejó además del trato que Zapatero dedicó hoy a los nacionalistas: "A Duran (CiU) le ha colocado en el límite de la credibilidad y a mí me pone de chupa de dómine. Usted sí que es un modelo de credibilidad --se burló--. A ver cuándo nos da unas clases a los demás".

Según explicó, las críticas recibidas del presidente, tachándole de "superficial y refractario a los cambios" y "ridiculizando y trivializando" sus argumentos, reflejan un comportamiento "muy propio de un presidente llamado a grandes designios".

Y SI QUIERES, VUELVES

Y continuó cargando contra Zapatero: "Sus descalificaciones de hoy me producen lo mismo que sus elogios de ayer: Flatus voci (palabras vacías, aire que sale por la boca). La decepción es mutua. Usted está perdiendo el sitio en el albero. Y ahora, si quiere, vuelva a llamarme tontorrón", concluyó desafiante.

Zapatero recogió el guante y dijo sentirse "sorprendido" de que el PNV, cuando "atiza" al Gobierno, se muestre "afectado" al ser respondido. Aseguró tener a Erkoreka en alta consideración como parlamentario, pero insistió en su derecho a la legítima defensa: "Permítame que cuando usted ataca, uno intente defenderse, sobre todo cuando pone argumentos fácilmente contestables", dijo.

El presidente del Gobierno repasó además algunas de las polémicas frases de dirigentes del PNV contra el PSOE, como cuando dijeron que ver un lehendakari socialista era tan raro como un "cerdo volando" o cuando calificaron de "golpe institucional" el pactos PSE-PP para gobernar Euskadi, y se mostró convencido de que las críticas del PNV tiene su origen en la pérdida de Ajuria Enea y no en el banco azul del Gobierno central.

"Algunas de las crisis tienen más que ver con lo que pasa en otros sitios que con lo que pasa aquí en el banco azul. Lo asumo porque soy corresponsable y ya sabemos que no nos van a votar nada (en el Congreso) y que están en un medio idilio con el PP --continuó--. Lo entiendo, pero sería bueno un acto de sinceridad".