El sector asegurador creció un 6,4% en 2008, con 58.603 millones de euros en primas

El patrimonio gestionado por los fondos de pensiones disminuyó un 10%, hasta los 79.175 millones

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El sector asegurador español alcanzó un volumen de primas de 58.603 millones de euros en el año 2008, lo que supuso un crecimiento del 6,4% con respecto al ejercicio anterior.

"Ha sido un año de continuidad y de reforzamiento del negocio asegurador", indicó hoy en rueda de prensa el director general de Seguros y Fondos de Pensiones, Ricardo Lozano.

Con estas cifras, la actividad representa el 5,35% del Producto Interior Bruto (PIB) español y una penetración en el consumo financiero de las familias que hace que seguros y pensiones acumulen el 15,2% de su ahorro financiero.

Además, también se apreció una tendencia al alza en la contratación de productos de seguro por la población, con un incremento anual de la cifra de primas brutas satisfechas por habitante del 4,1%, situando por primera vez este dato en el entorno de los 1.300 euros por habitante.

Por ramos, el seguro de vida incrementó la cifra de primas devengadas en un 11,88%, hasta los 26.006 millones de euros, mientras las provisiones matemáticas y referidas a productos 'unit linked' (representativas del ahorro gestionado a través de estos productos) disminuyeron un 2,61%, hasta los 122.625 millones de euros.

La cifra de primas correspondiente a la agregación de todos los ramos no vida alcanzó los 32.597 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 2,4% con respecto al ejercicio 2007.

En concreto, la participación de los seguros de vida ascendió al 44,38% de las primas totales, mientras que los distintos a éste acumularon el 55,62% de las primas devengadas en el sector.

En términos globales, la rentabilidad general del sector asegurador agregando los negocios de vida y distinto al de vida, medida en términos de ROE, alcanzó el 15,8%, una cifra bastante inferior a la de 2007 "debido a la inclusión de determinadas operaciones corporativas que se hicieron en el ámbito de vida" ese año, indicó Lozano.

Respecto a la situación de solvencia del sector, se reforzó en 2008 al incrementarse el superávit de activos de cobertura de provisiones técnicas en un 50,25%, hasta los 30.883 millones de euros. Además, el superávit provisional sobre la cuantía mínima de margen de solvencia legalmente exigida ascendió a 17.198 millones de euros.

PLANES Y FONDOS DE PENSIONES.

Sobre los planes y fondos de pensiones hubo un "impacto más directo de la situación financiera", indicó Lozano. Así, el patrimonio gestionado a través de ellos ascendió a 79.175 millones de euros, lo que supuso descenso anual del 10% respecto al ejercicio anterior. El volumen total de aportaciones efectuadas al sistema ascendió a 6.296 millones de euros, un 71,7% de las cuales se canalizaron a través de planes individuales.

El número de planes de pensiones existentes al cierre de 2007 era de 3.019. De esta cifra, el 51,44% correspondía a planes de la modalidad de empleo, el 40,61% eran planes individuales y el 7,95% asociados.

Por su parte, el número de cuentas de partícipes que optaron por la fórmula de previsión social complementaria ascendió a finales de 2008 a 10,3 millones, lo que supone un incremento del 2,3% con respecto al ejercicio anterior.

Sin embargo, de esto partícipes el 83,4% no aportó más de 900 euros anuales, mientras que sólo el 4,8% superó la cantidad de 3.000 euros anuales.

La cifra de prestaciones satisfechas en 2008 ascendió a 3.683 millones de euros, un 13,5% más que en el año anterior. De esta cuantía, un 84,5% correspondió a prestaciones pagadas por jubilación, un 7,6% por incapacidad y un 7,9% por fallecimiento.

MÁS DEL 90% DE LAS RECLAMACIONES SON POR CONTRATOS DE SEGUROS.

Por otra parte, el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones atendió 7.032 expedientes durante 2008, un 28% más que en el ejercicio anterior.

De este total, 4.592, el 65,3% cumplieron los requisitos previstos en la normativa, siendo 4.259 reclamaciones, de las cuales 3.933 (92,3%) correspondieron a contratos de seguros, 146 a planes y fondos de pensiones (3,4%), 58 a la actividad realizada por corredores y corredurías de seguros (1,3%) y 122 a comercialización por entidades de crédito (2,9%).

El número total de expedientes resueltos por el Servicio de Reclamaciones durante 2008 ascendió a 6.003, un 12,1% más que en el ejercicio anterior, siendo la cifra más elevada desde la creación del servicio en 1964.

Respecto a la relación de este incremento de las reclamaciones con casos como el de Lehman Brothers o Madoff, Lozano afirmó que es "poca", ya que la mayoría de las reclamaciones de no vida no están relacionadas con inversiones financieras de las entidades aseguradoras.

MAYOR VIGILANCIA A RIESGOS.

Sobre las labores de supervisión respecto a entidades del sector que pudieran tener problemas con sus inversiones, Lozano indicó que se ha estado muy al tanto del impacto de la crisis financiera y la situación de los mercados en las entidades aseguradores y se realiza "un seguimiento continuado intentado evitar detectar cualquier tipo de problema o de riesgo incrementado".

Así, destacó que se vigilará con más énfasis a las entidades e inversiones más expuestas a un posible riesgo debido la actual situación de los mercados.

Dentro de estos focos de supervisión, Lozaño apuntó a las empresas de reducida dimensión y las sujetas a control especial por control de las inversiones, así como los tramos de mercado en los que haya mayor competencia.

"No hay una situación específicamente complicada derivada de las inversiones financieras, pero lógicamente el Ibex 35, Euro Stoxx, los mercados, la renta fija, etc...ha impactado y ha habido un reflejo en toda la situación de inversiones", aclaró.

Respecto a una previsión para 2009, Lozano afirmó que habrá que esperar la situación de los mercados financieros y que las gestoras están recomponiendo sus carteras, aunque posiblemente los trasvases de planes de pensiones a productos con tipos de interés garantizado seguirán creciendo. "En general, esperamos un comportamiento muy en línea con lo que se ha producido en 2008", señaló.