El sector del gran consumo se recupera "tímidamente" hasta marzo, salvo el textil, que cae un 6%

Mercadona consigue ganar clientes y abaratar la cesta de la compra entre dos y tres euros, según TNS

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El sector del gran consumo ha comenzado a experimentar una "tímida recuperación" durante el primer trimestre de 2009, cuando las familias españolas aumentaron sus compras de alimentación y droguería hasta un 4,9% en términos de valor, frente a una reducción del gasto del 5,9% en prendas de vestir, según datos de TNS Worldpanel.

Concretamente, el sector de alimentación envasada y bebidas registró un incremento del 1,1% en volumen --número de unidades compradas-- y del 4,9% en valor --variable que recoge la evolución de los precios--, mientras que el crecimiento registrado en productos frescos fue del 1,5% en términos de volumen y del 2,4% en valor.

La mejor evolución fue la de los productos de droguería, que crecieron un 4,1% en volumen y un 2,6% en valor, probablemente al terminarse el 'stock' disponible en los hogares, según la consultora, que destacó que las ventas del sector textil, por contra, continuaron con su ritmo negativo, con un descenso del 0,4% en volumen y del 5,9% en valor.

El director general Iberia de TNS Worldpanel, Luis Simoes, quien presentó hoy estos datos junto con el director general de asociación de fabricantes y distribuidores Aecoc, José María Bonmatí, afirmó que para el conjunto de 2009 se prevé un crecimiento "levemente" superior al registrado en 2008, cuando el sector del gran consumo elevó sus ventas un 0,2% en términos de volumen y un 3,9% en valor.

Simoes explicó este crecimiento por el efecto que tiene en el consumo familiar la bajada del Euríbor, los carburantes y la inflación, junto con las medidas anticrisis del Gobierno, que en conjunto estimó que permitirán que cada familia disponga de 2.900 euros anuales adicionales.

SE REDUCE EL GASTO POR COMPRA.

En el primer trimestre, continuó creciendo la frecuencia de compra, un 2,5% en el último año móvil cerrado a marzo de 2009, si bien la cantidad adquirida cada día de compra se redujo un 3,3% y el gasto por día un 1,5%.

El incremento de los actos de compra conlleva una reducción de la fidelidad a los establecimientos, según detalló Simoes, que remarcó que sigue creciendo la sensibilidad al factor precio, lo que implica una mejora del posicionamiento del canal 'discount' --en 2008 elevó su cuota del 10,6% al 11,2%-- y un avance de las marcas blancas.

35% DE CUOTA DE MARCA BLANCA.

Si las marcas del distribuidor cerraron 2008 con una participación de mercado del 32,5%, TNS estima que este año seguirán avanzando y alcanzarán una cuota del 35%.

Bonmartí reconoció que la variable precio ha ganado importancia, pero consideró que "no es a cambio de nada", dado que los consumidores "no están dispuestos a renunciar a calidad y servicio".

Simoes, quien repasó los resultados del sector del gran consumo en 2008, destacó que se trata de una actividad "contracíclica", que en España, junto a otros países como Italia, "se salvó bastante bien". Entre las nuevas tendencias, citó la vuelta al consumo del hogar (la hostelería cae un 2,9%) y la concentración de las compras en productos de necesidad, "con daños en categorías prescindibles", de manera que se pasa "de un periodo de frivolidad a otro de sobriedad".

Según indicó, el incremento de la frecuencia de compra --con 44 millones de cestas adicionales al cierre de 2008 y 70 millones en el año móvil a marzo-- hizo que diez de las 15 enseñas analizadas perdieran fidelidad (salvo Carrefour, Dia, Lidl, Consum y Dinosol).

Preguntado acerca del impacto de la estrategia de Mercadona de retirar referencias de sus lineales y rebajar precios, afirmó que en el primer trimestre ha logrado ganar una "cantidad importante" de clientes y abaratar la cesta de la compra de entre dos y tres euros de media.