Conferencia sobre Android en Movilforum


Antonio habló un poco de la trayectoria de HTC como fabricante de terminales. Primero, desde 1998 como marca blanca y como Qtek y desde hace unos tres años con su propia marca. HTC firma algunos de los terminales más populares con entorno Windows Mobile, como los Touch y Diamond.

Desde finales del pasado año HTC es el primer fabricante en ofrecer dispositivos para el sistema Android, en concreto los HTC Dream, que en España distribuye Movistar, y los HTC Magic, de Vodafone. Ambos terminales están a la venta en nuestro países desde abril de este año. Otros fabricantes como Samsung ya están preparando sus propios terminales Android que deberían estar en el mercado a lo largo de 2009.

Aunque es algo que suele ocurrir en este tipo de eventos patrocinados por una marca, resultó un poco extraño que Antonio Muñoz no hiciera ninguna referencia a que el HTC Magic, el otro terminal de la casa que dispone de Android, lo distribuya actualmente Vodafone, aunque sí mencionó a T-Mobile, que en España ni nos va ni nos viene. De hecho, pasó de puntillas al referirse a la propia existencia del Magic y obvió el hecho nada desdeñable de que el Dream se distribuye aún con Android 1.1, mientras que el Magic ya viene con el más avanzado 1.5, Cupcake.

Finalmente Antonio Muñoz comentó que HTC tiene intención de seguir trabajando con los que ellos consideran las dos mejores plataformas tecnológicas para teléfonos móviles que hay en este momento: Windows Mobile, de Microsoft y Android, de la Open Handset Alliance, impulsada por Google.

(Lo anterior, por supuesto, con permiso del iPhone OS, aunque se puede no contar a estos efectos porque no es un sistema que actualmente puedan adoptar otros fabricantes.)

Del mismo modo que HTC es capaz de disfrazar con trajes mucho más atractivos y efectivos sus terminales basados en Windows Mobile, la intención del fabricante taiwanés para con Android es desarrollar sobre éste una versión propia personalizada del desarrollo original de Google. De Android destacó su usabilidad y agilidad, así como su potente capacidad multitarea, que permite al teléfono correr varias aplicaciones simultáneamente (funcionamiento como teléfono, recibir correo, reproducir música, calcular la posición GPS, mantener comunicación por mensajería instantánea, etc.)

La segunda parte de la conferencia estuvo a cargo de Frédéric Alluin de la empresa Intelygenz, una de las pioneras en desarrollar aplicaciones para Android.

Frédéric explicó un poco las características comunes de los terminales Android de HTC que son accesibles para los programadores, a destacar,

  • Reproducción de imágenes, audio y vídeo,
  • Comunicaciones GSM, SMS y MMS,
  • Transmisión de datos EDGE, 3G, WiFi, Bluetooth,
  • Cámara, GPS, brújula, acelerómetro –dependiendo del hardware,
  • Acceso a aplicaciones de Google (Calendar, Maps, gTalk, gMail,…)

A continuación hizo una pequeña demostración de programación para Android (el famoso “¡Hola Mundo!”) en el entorno de desarrollo de Java Eclipse con un plugin específico para Android. El entorno Android dispone de su propia máquina virtual de Java llama Dalvik (DVM, Dalvik Virtual Machine) que respecto al JVM (Java Virtual Machine) convencional está específicamente optimizada para correr aplicaciones en dispositivos móviles lo que requiere, entre otras consideraciones,

  • Optimizar al máximo el uso de la memoria, que es mucho menor que en un ordenador. Para un terminal con 64 MB de memoria, teniendo en cuenta que el SO ocupa unos 40 MB, quedan apenas 20 MB para las aplicaciones.
  • Capacidad para atender varias instancias simultáneamente sin que éstas interfieran entre sí, que puedan ser de la misma o de distintas aplicaciones y por tanto
  • Multitarea, con capacidad para ejecutar varias aplicaciones a la vez.

Además el sistema operativo integra navegador web basado en WebKit (el mismo que Safari y Safari Mobile), OpenGL y SQL Lite, todo ello disponible para el desarrollo de aplicaciones.

Finalmente explicó un poco el proceso completo de programación y envío de la aplicación a la Android Market, desde donde queda accesible a los usuarios. Al parecer la Android Market, a diferencia de la App Store de Apple, no revisa las aplicaciones que se envían allí, aunque tiene mecanismos de detección de código que puede resultar dañino o perjudicial. De este modo se evitan por ejemplo aplicaciones que puedan realizar llamadas o enviar mensajes sin conocimiento del usuario.

De hecho, en el caso de que suceda algo parecido a lo anterior, el Android Market tiene capacidad para eliminar remotamente aplicaciones instaladas en los terminales de los usuarios.

Se echó en falta que la conferencia incluyese demostraciones de la utilidad real de Android, así como de aplicaciones que demuestren su potencia, como por ejemplo Google Sky Map. Verlo en acción seguramente habría entusiasmado más y habría sido más clarificador respecto a las posibilidades que ofrece la plataforma para el desarrollo de aplicaciones.