Interferencias domésticas en las redes Wi-Fi


Etiquetas

Un estudio encargado por Ofcom, la entidad británica independiente que regula la utilización del espectro radioeléctrico y las normativas respecto a dispositivos inalámbricos ha revelado que existen una variedad de dispositivos caseros que utilizan la misma banda de 2,4 GHz que el Wi-Fi y que pueden causar interferencias y hacer más lenta la transmisión de información a través de este tipo de conexión.

La banda de 2,4 GHz se utiliza para diversos propósitos desde hace décadas y entre los aparatos que operan en ella están una amplia lista:

  • walkie-talkies caseros
  • transmisores para monitorizar bebés
  • algunos juguetes que utilizan radiocontrol
  • aparatos que sirven para llevar sin cables señales de audio o vídeo y televisión de una habitación a otra
  • hornos microondas
  • cámaras de seguridad inalámbricas

Según el estudio, aunque hay quien cree que su Wi-Fi va lento porque hay otras personas utilizándolo, cuando en realidad es más probable que esté siendo ralentizado por las interferencias de alguno de esos aparatos que operan en la misma frecuencia. Al igual que las señales de corto alcance del Wi-Fi pueden traspasar paredes y llegar al alcance de los vecinos, lo mismo sucede con las interferencias entre dispositivos, de modo que el problema aumenta en las zonas de mayor densidad de población.

También se observó que a veces basta uno solo de estos aparatos, como por ejemplo un emisor de señales de vídeo analógico, para que el efecto nocivo en la señal afecte a varios Wi-Fi del vecindario. Las señales Wi-Fi (de las que existen diversos tipos) operan en más de una decena de canales y a veces se pueden cambiar en la configuración de los routers para sortear este problema, o elegir un modo llamado «automático» que busca en cada momento la mejor frecuencia.

Estos efectos nocivos podrían provocar que se planteara en el futuro que algunos aparatos electrónicos del mercado tuvieran que incorporar una etiqueta llamada «Wi-Fi friendly» («respetuosa con el Wi-Fi») para señalar que no interfieren con el Wi-Fi de los hogares y que los consumidores pudieran instalarlos con total tranquilidad.

(Vía PC Pro.)