Silván pedirá hoy al Ministerio que "acompase" el apagado de televisión con la implantación total de la TDT en CyL

VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)

El consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, reclamará hoy al Ministerio de Industria en la Conferencia Sectorial de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, que el Gobierno "acompase" el apagado de la televisión analógica con la implantación total de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en la Comunidad.

Para el consejero, según informaron fuentes de la Consejería de Fomento en un comunicado recogido por Europa Press, la política seguida por el Ministerio de Industria ha estado caracterizada por la "incertidumbre en la información, precipitación en las actuaciones y escasez de fondos aportados" por lo que pedirá mañana "acompasar el apagado del Ministerio al encendido en Castilla y León", con el fin último de garantizar la TDT en la Comunidad.

Así, explicó que el Plan Nacional a la TDT, que fija el apagón analógico el 3 de abril de 2010, no garantiza una cobertura del 100 por ciento de la población y según las estimaciones realizadas por la Administración regional, en Castilla y León el Plan del Gobierno garantiza cobertura para el 93% de la población de la región.

Así, solicitará al ministro de Industria que se comprometa a incorporar cobertura mediante satélite para solucionar los posibles problemas de cobertura y para llegar a la población que antes no tenía cobertura de televisión analógica o convencional y que ha quedado al margen de la cobertura planificada por el Ministerio.

Además, reprochó el Ministerio de Industria no ha proporcionado información "fidedigna de cobertura real" y las Comunidades Autónomas, a su juicio, "se han visto obligadas a adelantar presupuesto y a elaborar sus propios planes de transición a la TDT".

El tema central de la Conferencia Sectorial que se celebra mañana en Madrid es la situación de la TDT en España y la propuesta de distribución de recursos 2009 para las fases segunda y tercera de transición a la TDT.

Silván recalcó que el nuevo sistema constituye una "auténtica revolución tecnológica en el mundo audiovisual con más canales, más servicios y mejor calidad de imagen y sonido". Para la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, potenciar la adopción definitiva de la tecnología de TDT es un "objetivo esencial más aún cuando todos los ciudadanos disponen de una televisión", por lo que se hace más accesible el acceso a las oportunidades y servicios tecnológicos.

No obstante, incidió en que, a pesar de que la Unión Europea propuso el año 2012 como la fecha definitiva y última para el apagado analógico a todos los Estados miembros, el Plan Nacional de la TDT adelantó el cese de emisiones exactamente al 3 de abril de 2010. "El acceso al servicio público de la TDT es competencia exclusiva del Gobierno de España que debe garantizar la cobertura de TDT a toda la población", recordó.

Sin embargo, el Plan diseñado por el Gobierno de España garantiza la cobertura del 98 por ciento de la población en el caso de radiodifusores públicos y del 96 por ciento en el caso de privados, a nivel nacional. "Cuando esas cifras se trasladan al ámbito de Castilla y León, los porcentajes finales de cobertura quedan muchos puntos por debajo de las cifras anteriormente indicadas, con el 93 por ciento", por ello incidió en que el Gobierno de España "deja fuera al 7 por ciento de los ciudadanos de Castilla y León".

40 MILLONES DE EUROS

La Junta de Castilla y León estimó que el coste para las actuaciones de extensión de cobertura superarán en nuestra Comunidad los 40 millones de euros y el Ministerio de Industria, según las informaciones de la Consejería, aportará una cifra "claramente insuficiente" de 14 millones de euros para realizar la extensión de cobertura.

Ante esta situación, que Silván calificó de "indefinición", la Consejería de Fomento ya ha licitado 19,2 millones de euros para el desarrollo de las fases I y II de transición a la TDT en la Comunidad. La fase I ya finalizó, señalaron desde la Consejería, dos meses antes el plazo de ejecución previsto por el Ministerio de Industria (el 30 de junio de 2009).

"Hemos encendido todos los centros contratados lo que permitirá que 40.000 castellanos y leoneses puedan ver la TDT gracias al esfuerzo de la Junta", recalcó, antes de añadir que si no se hubiera realizado la inversión, "estos ciudadanos se quedarían sin ver la nueva Televisión a tenor de las previsiones del Ministerio en la Fase I".