ÚLTIMA HORA El TC multa con 12.000 euros diarios a los miembros de la Sindicatura Electoral

El sofá no solamente engorda sino que también atonta

  • Un informe realizado por varias universidades e instituciones estadounidenses ha seguido la evolución de más de 3.200 adultos durante 25 años.

  • Las horas que una persona, sobre todo durante la juventud, pasa viendo la tele desde su sofá están relacionadas con el rendimiento cognitivo.

Tres horas de "sofá y tele" perjudican a la capacidad intelectual

Tres horas de "sofá y tele" perjudican a la capacidad intelectual

Que las horas que pasamos frente a la televisión están relacionadas con problemas de salud es algo muy trillado. Pero que abusar de esas horas de "sofa, peli y manta" pueden repercutir directamente en nuestra capacidad intelectual es algo que no conocíamos. 25 años les ha costado a varios expertos dar con el dato.

Que nadie se piense que pasar horas en su sofá disfrutando de la televisión es estar a salvo. "Este es uno de los primeros estudios que demuestran que estos comportamientos de riesgo pueden ser objetivos fundamentales para la prevención del envejecimiento cognitivo, incluso antes de llegar a una edad mediana", aseguran los investigadores del estudio. Varias universidades e investigadores han estado trabajando en observar la relación entre las horas que una persona pasa frente el televisor y el daño que esto puede tener en su capacidad intelectual.

Un estudio con un alto seguimiento

Pues bien, después de seguir la evolución a 3.200 personas durante 25 años, los investigadores han determinado que cuantos "más bajos son los niveles de actividad física y más altos los niveles de consumo de televisión"peor es la capacidad intelectual de las personas.

Los adolescentes son los más perjudicados. No hay que olvidar que de media los españoles pasan cuatro horas frente a la caja tonta. ¿Pero en qué se nota el pasar más horas frente a la tele?

Según el estudio, las personas que pasan más horas frente a la pequeña pantalla tendrían un procesamiento de información más lento. Asimismo, acciones cotidianas o tan sencillas como recordar un número de teléfono pasarían a ser tareas de lo más complicadas. En concreto, según se puede leer en el informe, los resultados se empezarían a mostrar una vez pasadas las tres horas de televisión al día.

La televisión atrofia

Pero, ¿por qué pasa esto? Según los investigadores, las conductas sedentarias que experimentamos al sentarnos frente al televisor afecta directamente en nuestro metabolismo. "Estudios fisiológicos sugieren que las conductas sedentarias, como ver la televisión,afectan negativamente a la función metabólicamediante el aumento de la presión arterial, así como los niveles de lípidos y glucosa. Ver la televisión también puede estar asociado con diferentes patrones cognitivos y sociales, depresión y patrones dietéticos pobres", afirman los investigadores.

Cada vez más pegados a las pantallas

Un estudio que aporta una nueva visión a la vida que se presenta día a día y a la que probablemente se enfrenten las futuras generaciones. Cada vez las personas pasamos más horas frente a una pantalla, bien sea la del ordenador, la del móvil, la de la tablet o la de la televisión. Ya ni tan siquiera hay que hacer la compra en el supermercado, nuestros dispositivos móviles nos ponen al alcance de nuestra mano un montón de posibilidades. Un beneficio para aquellos que no disponen de tiempo, pero todo un daño para nuestra salud ya que cada vez hace falta menos actividad física para conseguir algo y a la vez este déficit de actividad física afecta a nuestra salud.