La Consejería de la Presidencia incorpora a UVA y USAL a su programa de proyección exterior de la Comunidad

VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS) El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, firmó hoy sendos convenios de colaboración con las universidades de Salamanca (USAL) y de Valladolid (UVA) para que estas instituciones desarrollen actividades que contribuyan a reforzar y consolidar la presencia y proyección exterior de la Comunidad Autónoma en la Unión Europea y, de manera especial, en Portugal. En concreto y según informaron a Europa Press desde la Consejería de la Presidencia, los acuerdos incluyen la concesión de dos subvenciones nominativas, 60.000 euros en el caso de la universidad salmantina y 70.000 euros para el campus de Valladolid. A través de estos convenios se financiará la realización de estudios, trabajos de investigación, informes o cualquier otra documentación elaborada por estas universidades que tenga relación con el papel de Castilla y León en el exterior. También habrá ayudas para las actuaciones de información, difusión y documentación vinculadas con la Unión Europea y que resulten de interés para la Comunidad. Del mismo modo y según precisaron las mismas fuentes, las partidas consignadas permitirán a las universidades financiar el desarrollo de programas de formación en materia de acción exterior, en especial en asuntos europeos, mediante la convocatoria de becas, la organización de cursos, seminarios y jornadas o la colaboración en su organización y desarrollo. El consejero de la Presidencia se mostró convencido de que la firma de los dos convenios supone una "oportunidad inmejorable" para aprovechar las posibilidades que ofrecen las universidades públicas de nuestra Comunidad en el terreno de la proyección exterior. Según destacó, estas instituciones académicas, las de mayor antigüedad de toda España, acreditan una "larga y exitosa trayectoria" de relaciones con otras homólogas situadas no sólo en el continente europeo, sino también en otras áreas del planeta como Iberoamérica o Asia. Por ello, la Junta de Castilla y León consideró que la colaboración con las universidades de Salamanca y de Valladolid expresada en los convenios suscritos hoy puede contribuir a potenciar la acción exterior de la Comunidad así como a "profundizar en la relación y el conocimiento de los demás países de la Unión Europea y, especialmente, de Portugal", según señaló De Santiago-Juárez, que subrayó la intención del Ejecutivo autonómico de que estos acuerdos también se puedan cerrar "en el plazo más breve posible" con el resto de universidades públicas castellanoleonesas. Además, recordó que tanto el campus salmantino como el vallisoletano cuentan con un centro de documentación europea. Una de las primeras actuaciones que se desarrollarán está relacionada con el documento suscrito con la Universidad de Salamanca y supone la contratación de un becario, que trabajará en la Delegación Permanente de Castilla y León ante la Unión Europea. Desde esa posición podrá prestar servicio a todas las universidades públicas de la Comunidad Autónoma. COMISIÓN MIXTA PARA EL SEGUIMIENTO DE LAS SUBVENCIONES Para definir la lista de actividades que pueden ser objeto de la subvención, la Junta de Castilla y León constituirá una Comisión Mixta con cada una de las universidades. Estará compuesta por la directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior, María de Diego (o por el sustituto que ella elija), por otros dos representantes de la citada Dirección General y por tres personas que designarán las instituciones académicas. Las comisiones se reunirán al menos una vez al año y serán presididas por el integrante de mayor rango del Ejecutivo castellano y leonés. Cuando se haya cerrado la lista de actividades a financiar durante 2009, la Consejería de la Presidencia abonará, previa solicitud expresa de cada universidad, el 50 por ciento de la cantidad total mientras que el resto del importe se entregará cuando se acrediten los gastos. En cuanto a la justificación del dinero empleado en las actividades subvencionadas, las dos universidades deberán entregar una memoria de actuación que acredite el cumplimiento de las iniciativas realizadas y de los resultados obtenidos, a lo que tendrán que incorporar el presupuesto empleado, el coste definitivo y los ingresos y subvenciones que se hayan producido. Además, el convenio contempla la presentación de una relación de gastos y pagos efectuados que tendrá que estar certificada por el Servicio de Contabilidad y Presupuestos de cada universidad. Este proceso deberá realizarse antes del 23 de noviembre de este año, aunque se establecen las correspondientes prórrogas sólo en casos determinados y siempre que se acrediten las causas del aplazamiento de manera adecuada.