El primer proyecto para crear un invernadero en la superficie lunar se asemeja a la flor de 'El Principito'

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Odyssey Moon, una de las iniciativas que compite por llevarse parte de los 30 millones de dólares del desafío Google Lunar X Prize, ha unido fuerzas con la compañía espacial Paragon, para desarrollar el primer invernadero en la superficie de la Luna en el marco del proyecto 'Lunar Oasis'.

"Imaginad una flor brillante dentro de una cámara de cristal en la superficie de la Luna, con la Tierra alzándose por encima del paisaje del satélite", afirmó la presidente de Paragon, Jane Poynter, en una recreación que se asemeja a la flor del famoso libro 'El Principito', de Antoine de Saint-Exupéry, aunque en este caso, en lugar de en un asteroide, la flor se ubicaría en la Luna.

Así, la compañía construirá el vivero con la colaboración de Odyssey Moon para llevarse una porción del galardón de esta carrera ideada Google y la Fundación Lunar X, que consiste en colocar un robot en el satélite para que complete una serie de actividades, como realizar un paseo de 500 metros o enviar imágenes en alta definición a la Tierra, según informa la página web Space.com.

La organización exige que las iniciativas participantes sean privadas al menos en un 90 por ciento y ha fijado el año 2014 como la fecha límite para que los equipos cumplan la misión. Además, el primer premio de 20 millones sólo estará disponible en su totalidad para quien logre hacer el recorrido antes de diciembre de 2012.

Según explicó el representante de Paragon en el Programa de Vuelos Tripulados de la NASA, Volker Kern, se pueden cultivar plantas en un entorno de gravedad cero, pero "nunca en fracciones de gravedad". Kern realizó con anterioridad experimentos en este área dentro de lanzaderas espaciales y espera que el proyecto 'Lunar Oasis' ayude a entender cómo el entorno de gravedad lunar --un sexto más bajo que el terrestre-- afecta al crecimiento de las plantas.

En este sentido, el científico del planetario Ames de la NASA, Cariz MCCA, añadió que la primera planta en crecer desde las semillas y que complete su ciclo vital en otro mundo será "un paso significativo en la expansión de la vida más allá de la Tierra".

En cualquier caso, los expertos señalan que un invernadero lunar debería estar fuertemente sellado, dado el paisaje inhóspito de la Luna. Por ello, afirman que si la misión se realiza con éxito supondría un impulso para la iniciativa Odyssey Moon, "incluso si no se gana el Google Lunar X Prize".

"Estamos emocionados de tener a Paragon en nuestro equipo, ya que cuenta con mucha experiencia en sistemas termales y biológicos", apuntó el fundador de Oddisey Moon, Robert Richards.