Fidel Castro augura un "fracaso seguro" a Obama si mantiene el bloqueo sobre Cuba

LA HABANA, 22 (EUROPA PRESS)

El ex presidente cubano, Fidel Castro, volvió a pedir ayer el levantamiento del bloqueo comercial estadounidense sobre la isla y lo hizo con el resultado de la Cumbre de las Américas de fondo y con una advertencia directa al presidente norteamericano, Barack Obama, a quien advirtió de que sufrirá un "fracaso absoluto" si no deroga el bloqueo.

En su último artículo en prensa, Castro recogió una entrevista realizada por Obama durante la cumbre que se celebró el pasado fin de semana en Trinidad y Tobago. En estas declaraciones, el mandatario estadounidense calificó de "avance" la disposición del presidente de Cuba, Raúl Castro, para hablar de todo tipo de temas con representantes de Washington.

Obama pidió la liberación de los presos políticos y la reducción del recargo a las remesas, pero Fidel Castro matizó estos criterios para situar la pelota en el tejado de la administración norteamericana. "Sin duda que el presidente interpretó mal la declaración de Raúl", escribió, ya que su hermano "expresa que no teme abordar cualquier tipo de asunto" pero con puntualizaciones.

"Es una muestra de valentía y confianza en los principios de la Revolución. Nadie debe asombrarse de que hablara de indultar a los sancionados en marzo de 2003 y enviarlos todos a Estados Unidos, si ese país estuviera dispuesto a liberar a los cinco héroes antiterroristas cubanos", recordó el antiguo mandatario, de 82 años y desaparecido de la vida pública desde 2006.

Por otra parte, respecto a los recargos impuestos a las remesas, Castro enfatizó que "todos los países cobran determinadas cifras por las transferencias de divisas". "Si son dólares, con más razón debemos hacerlo, porque es la moneda del Estado que nos bloquea", criticó, antes de reclamar una vez más el fin del bloqueo sobre la isla.

Fidel Castro subrayó que "los cambios son ineludibles" y que "los líderes pasan, los pueblos permanecen". En este sentido, recordó a Obama que tiene ocho años como máximo para cambiar las cosas porque, una vez pase este periodo, "un auto más blindado, un helicóptero más moderno y un avión más sofisticado" llevaran a otra persona "menos inteligente, prometedora y admirada" que Obama y que ocupará entonces el "inglorioso cargo" de presidente de Estados Unidos.