La Delegación de Salud remite a la de Innovación la denuncia contra 'Aguas Minerales de Sierra Nevada'

GRANADA, 13 (EUROPA PRESS) La Delegación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en Granada ha remitido a la de Innovación la denuncia que presentó el portavoz de la Plataforma en Defensa del Agua del Valle de Lecrín, Manuel Puertas, contra la empresa 'Aguas Minerales de Sierra Nevada' por "estafar" a los consumidores. En un escrito enviado al denunciante, facilitado a Europa Press, la jefa de servicio de Salud, Isabel Marín, entiende que Innovación es la competente para concretar supuestas irregularidades en el agua que ya comercia la empresa. No obstante, precisa que, una vez realizadas las comprobaciones necesarias, se constata que la industria se ajusta al Real Decreto 1074/2002 de 18 de octubre por el que se regula el proceso de elaboración, circulación y comercio de aguas de bebida envasadas. En la denuncia, Puertas adjuntaba la resolución de 10 de junio de 2008 por la que Innovación autorizó la puesta en marcha de la embotelladora de la empresa, en Dúrcal (Granada), y un informe de la Policía Minera "que deja claro que el anteproyecto y proyecto de la planta no se corresponde con el proyecto general de aprovechamiento presentado que sirvió de base a la autorización". Según consta en el documento, en la inspección, la Policía constata que el agua que la empresa vende como mineral "recibe tres tratamientos: descalcificación, prefiltración y tratamiento bacteriológico". En ese sentido, Puertas solicitaba a Salud que clausurase y precintase la planta, contra la que ya ha presentado otras denuncias anteriores, ante la Guardia Civil, ante el Seprona, o la Comisión y el Parlamento europeos. La plataforma ha remitido varios escritos comunicando la supuesta situación irregular de la embotelladora, entre otros al ya ex presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y al propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidiéndoles "ayuda urgente" ante una sequía "atroz" y los graves riesgos en la zona por la escasez de recursos hídricos. A estas cartas --a las que acompañaban denuncias interpuestas ante la Guardia Civil, y otros escritos a la Subdelegación de Gobierno y a la Consejería de Innovación y Desarrollo de la propia Junta andaluza--, se sumó una nueva misiva --con toda la documentación y las irregularidades cometidas--, al propio Rey Don Juan Carlos, pidiéndole nuevamente ayuda para acabar con este problema. La embotelladora propiedad de la marca 'Sierra Dúrcal' se ha defendido por su parte de estas acusaciones alegando que, además de poseer todos los permisos necesarios para esta actividad, cumple "escrupulosamente" con la legislación en materia de impacto medioambiental y que su actividad es "no contaminante" y está "libre de vertidos cáusticos", ya que no trabaja con envases retornables "que requieran lavado con sosas o detergentes similares". En este sentido, también asegura que ha cumplido la normativa en cuestión de ubicación --en las inmediaciones del Parque Natural de Sierra Nevada-- y de construcción de la planta embotelladora, y que cuenta con todos los permisos al efecto.