Piedrabur pide que la futura ley de montes mantenga la compatibilidad entre desarrollo ambiental, forestal y minero

BURGOS, 17 (EUROPA PRESS) La Asociación Empresarial de Piedra Ornamental y Afines de Burgos (Piedrabur), ante el anteproyecto de la futura ley de montes de Castilla y León, pidió hoy esta ley mantenga la compatibilidad entre el desarrollo ambiental, forestal y el minero facilitando las ocupaciones de montes para desarrollar canteras de manera sostenible. Al respecto, la asociación, en un comunicado recogido por Europa Press, precisó que cualquier enmienda u otra incorporación legislativa que limite la actividad de las canteras de piedra "será letal a corto plazo" para esta industria y derivará "en pérdida de riqueza y empleo en nuestra comarca y provincia". Asimismo, Piedrabur precisó que las canteras de piedra son una de las actividades humanas más antiguas, está muy arraigada en Burgos, se ha desarrollado de manera sostenible por sus habitantes y "así continuará en el futuro". Al respecto, la asociación explicó que los yacimientos de piedra se encuentran en la periferia montañosa de la provincia de Burgos, coinciden con pinares y montes "por lo que no es posible ubicarlos en un polígono industrial o concentrarlos según el capricho humano" a lo que añadió que "las canteras de roca ornamental poseen el carácter de utilidad pública al igual que una carretera, un monte o una infraestructura de suministro eléctrico". Asimismo, Piedrabur precisó que ante la crisis económica actual y la falta de alternativas industriales y sociales de generación de puestos de trabajo, solo queda, en muchas ubicaciones, la actividad de las canteras como industria primaria que pueda permitir el sostenimiento de la población y de los servicios necesarios para mantener un estado mínimo de calidad de vida con futuro. La asociación agrupa a las empresas extractoras de piedra de la provincia de Burgos, entre ellas, a las empresas de arenisca de la Comarca de Pinares -sureste de la provincia burgalesa-, donde se ubican siete de ellas. Para la provincia de Burgos, los datos correspondientes a 2007 arrojan una contratación directa de 422 personas y otras 250, con empleos indirectos. La facturación de las 32 empresas extractoras-elaboradoras se estima en 57,4 millones de euros.