CHA pide al Gobierno que regule la producción, coexistencia y comercialización de cultivos transgénicos

ZARAGOZA, 16 (EUROPA PRESS)

El Grupo Parlamentario de Chunta Aragonesista (CHA) en las Cortes de Aragón propondrá, a través de una proposición no de ley, que el Gobierno autonómico elabore una normativa específica que regule la siembra, producción, coexistencia, contaminación, transformación y comercialización de productos agrícolas modificados genéticamente, también denominados transgénicos.

CHA pedirá, asimismo, que el Gobierno autonómico exija al Ejecutivo central que antes de comenzar la nueva campaña agrícola adopte las medidas legislativas que ha anunciado "reiteradamente" en esta misma materia, según lo trasladó en rueda de prensa en diputado de CHA en las Cortes aragonesas, Bizén Fuster.

El diputado señaló que éste es un asunto "que nos toca de cerca" porque Aragón es primero productor de la Unión Europea (UE) de transgénicos, concretamente de maíz, ya que la Comunidad aragonesa produce unas 35.900 hectáreas, un tercio de las 100.000 que hay en la UE. Además, España produce el 80 por ciento de este producto en la UE, mientras que en el mundo hay 125 millones de hectáreas sembradas.

Fuster lamentó la "permisividad de los Gobiernos español y aragonés" respecto a un tipo de cultivo que se modifica genéticamente introduciendo genes de insectos para evitar plagas como el taladro en el caso de maíz, afirmó el diputado, y del que "no se conocen los efectos finales reales" en la salud humana y en el medio ambiente puesto que los estudios existentes "no poseen la suficiente proyección para saber las consecuencias".

"Esto hace que haya un vacío jurídico en Aragón y España, al que pretendemos dar respuesta con esta iniciativa", relató el diputado de CHA, que, no obstante, advirtió de que los informes científicos "están apuntando claramente todos ellos en una dirección que lleva a la prohibición de estos cultivos en Europa".

Fuster agregó que ya son varios los países europeos que han prohibido su producción, entre los que citó, Alemania, Francia, Hungría y Luxemburgo, mientras que un informe de la UE sobre la coexistencia de cultivos modificados genéticamente con la agricultura convencional y ecológica aboga por que los Estados y regiones regulen esa coexistencia.

Sin embargo, "ni el Estado español ni el Gobierno aragonés, a diferencia de la inmensa mayoría de los Estados de la UE y de otras Comunidades autónomas, quieren regular la producción de alimentos transgénicos y la coexistencia".

EFECTOS DESCONOCIDOS

Fuster incidió en la necesidad de regular esta materia*puesto que "desconocemos los efectos que puede tener en la salud humana el consumo de estos productos manipulados genéticamente y cuando conozcamos los datos puede ser demasiado tarde".

Además, los transgénicos "nos hace vulnerables" desde el punto de vista productivo, ya que el mayor número de hectáreas se cultivan en países que realizan productos de baja calidad, con los que Aragón "no puede competir" porque sus costes de producción siempre serán más caros.

Asimismo, no benefician a Aragón desde el punto de vista comercial, tanto en el mercado europeo como en el español; en este último, comentó Fuster, "varias grandes cadenas de alimentación han prohibido la comercialización de esos productos en sus recintos".

Otro problema de los cultivos transgénticos, continuó el diputado de CHA, es que "contaminan genéticamente a las variedades comunes" que están próximas, generan "afecciones" a las variedades autóctonas, "que se están perdiendo", y perjudican también a los cultivos ecológicos, cuya contaminación hace que no puedan comercializarse como tales, lo que lleva "a la falta de rentabilidad" de esas explotaciones.

Bizén Fuster agregó que los agricultores que cultivan maíz transgénico están "sometidos" a las multinacionales que controlan desde la semilla hasta los productos que deben utilizarse. Por todo esto, solicitó a los Gobierno español y aragonés que, si no prohiben su producción, "al menos regulen su situación y la coexistencia con el resto de productos tradicionales o ecológicos".

Por otra parte, el diputado trasladó el apoyo de su grupo parlamentario y de su partido a la manifestación convocada este sábado en Zaragoza a nivel estatal por la organización agraria UAGA-COAG contra los transgénicos, que ha elegido Aragón "por ser la gran productora de transgénicos en Europa".