EKA/OCUV advierte de que la implicación de los consumidores es "fundamental" en la lucha contra los transgénicos

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

Una delegación de la organización de consumidores y usuarios vasca EKA/OCUV se sumará mañana a la manifestación que se celebrará en Zaragoza para reivindicar una alimentación y una agricultura libres de transgénicos, ya que considera que "la implicación de los consumidores es fundamental en la lucha" contra este tipo de productos.

Según explicó en un comunicado, la asociación vasca se adhiere como miembro que es de Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) a esta protesta contra los transgénicos y en defensa de un modelo agrario y alimentario "más respetuoso con la naturaleza y con la salud humana".

La marcha partirá a las once y media de la mañana y pondrá colofón a una semana de actividades y conferencias en torno al cultivo de estos productos y a su puesta a disposición de la cadena de alimentación.

Las entidades integrantes de la CECU entienden que los organismos modificados genéticamente suponen "una fórmula de experimentación a gran escala sin las suficientes garantías sanitarias" que tiene como resultado "la creación de seres vivos que no existirían en el medio ambiente de forma natural". En su opinión, son necesarias "más investigaciones" y que éstas sean "transparentes" y públicas.

Por ello, piden "la máxima aplicación del principio de precaución en cuanto a la seguridad de su consumo, sea directamente o a través de productos derivados (carne, huevos, leche) de animales alimentados con transgénicos".

Además, señalan que los transgénicos "deterioran" el medio ambiente y la vida silvestre, "contaminando genéticamente" a los cultivos tradicionales.

"Así lo reconoció ayer mismo el Gobierno alemán, con la prohibición en su país del cultivo de maíz transgénico de la variedad MON810, cultivado en España y prohibido en otros siete países comunitarios, por temor a los riesgos que puede conllevar para el medio ambiente y la salud humana. Una iniciativa que debería estudiarse también en nuestro país, principal productor de transgénicos en Europa", afirman.

En esta línea, las asociaciones de consumidores defienden la agricultura sostenible y ecológica como "la mejor fórmula" para conseguir alimentos de "la máxima calidad, adecuados al entorno en el que se producen y respetuosos con los derechos de aquellos que se dedican a cultivarlos".