El CSIC detalla las medidas para ajustarse el cinturón: desconectará el agua caliente en los baños y ahorrará en papel


  • El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas describe las medidas que deberán adoptar sus centros para la "contención de gasto público". En una carta a los directores de los centros, la agencia pide medidas extraordinarias como ahorrar en calefacción o fotocopias y cerrar durante quince días en agosto.

Sin ciencia no hay futuro

Una semana después de enviar una carta a todos los trabajadores del CSIC, su presidente, Emilio Lora-Tamayo, detalla en una carta a los directores de los centros dependientes de la agencia las medidas que habrán de tomar para reducir los gastos. Si en la misiva anterior daba cuenta de que los gastos en luz, teléfono o infraestructuras ascienden a un mínimo de 250 millones de euros, en la carta enviada hoy, a la que ha tenido acceso lainformacion.com, el presidente da una serie de directrices para la "contención del gasto público".

Las instrucciones, destinadas al "uso más eficiente de los recursos energéticos y económicos de la agencia", incluyen medidas como la desconexión de los termos eléctricos situados en la sede de la organización central, que a partir de ahora no tendrán agua caliente, los "apagados adicionales de calefacción" o la limitación de calefactores individuales. También se pide al personal que use papel reciclado para las fotocopias, que imprima a doble cara o que apaguen los equipos informáticos al marcharse del puesto de trabajo.

El documento insta a los centros que se contengan los gastos de viajes"tanto en tiempo de duración como en número de personas que viajen", buscando las "tarifas más económicas" con antelación y viajando en clase turista. También se pide el uso del correo electrónico como forma principal de comunicación y de las videoconferencias para "reducir los desplazamientos a los casos imprescindibles".

El personal directamente adscrito a la presidencia, vicepresidencia y secretaría deberá finalizar su jornada a las 18 h y los edificios de la organización central cerrarán obligatoriamente entre el 6 y 19 de agosto para ahorrar en gasto energético.

En su misiva anterior, Lora-Tamayo pedía a los trabajadores extremar la austeridad y explicaba que el centros e encuentra en "una situación de necesidad adicional de financiación de 173 millones de euros". "Quiero exigirme y pediros que afrontemos las dificultades económicas actuales como un reto", aseguraba, "cuya superación va a permitir que nuestra institución salga fortalecida al optimizar la eficiencia con que invierte sus recursos".

Seguir a @lainfo_ciencia