IU pide "luz y taquígrafos" para esclarecer la gestión realizada sobre la inversión en El Musel (Gijón)

OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

IU de Asturias cree que es necesario esclarecer la gestión realizada en torno a la inversión en El Musel (Gijón) "garantizando luz y taquígrafos". Así consta en una resolución de la Comisión Ejecutiva de IU de Asturias adoptada ayer por unanimidad, según informó la organización a través de una nota de prensa.

De esta forma, IU se pronuncia así tras conocerse que la Unión Europea deniega los 135 millones solicitados por España para la ampliación de El Musel, al entender que la modificación del contrato de obras incumplió la normativa europea de contratación pública porque se adjudicó directamente sin licitarse. Las obras acumulan un sobrecoste de 251 millones.

Según la resolución de la Ejecutiva de IU, si se constatara la existencia de "irregularidades", será necesario "exigir las responsabilidades que fueran oportunos, tanto políticas como cualesquiera otras".

IU de Asturias considera que la gestión pública debe estar "garantizada", en todo momento, por los principios de "rigor, austeridad y transparencia". Según la organización, el dinero público, debe ser empleado de la manera que garantice la "máxima eficacia y eficiencia", algo que cobra más importancia en tiempos de crisis.

No obstante, IU recordó que hasta que no exista una resolución definitiva por parte de Bruselas "no cabe desarrollar ninguna iniciativa que pueda ser utilizada como excusa por la UE para retirar la financiación". La organización cree que la ampliación de El Musel "no debe pararse" y ha de garantizarse su continuidad. "En el caso de que la UE confirmara que se retiran esos fondos, el Gobierno del Estado deberá garantizar la financiación", apostilló.

AVE DEL CANTÁBRICO

Por otro lado, el coordinador de IU de Asturias, Jesús Iglesias, se refirió hoy al AVE del Cantábrico y dijo que su formación política sigue opinando que esa infraestructura no constituye una prioridad en el momento actual, donde lo importante es acabar con las grandes infraestructuras en marcha.

Iglesias, en unas declaraciones en El Entrego donde participó en el reparto informativo de la campaña 'Crisis, lo primero las personas', dijo que el AVE del Cantábrico tiene "graves problemas medioambientales". La rasa costera del Occidente asturiano, añadió, ya padeció las consecuencias de la construcción de la autovía del Cantábrico y encajar ahí otra infraestructura de comunicación va a generar "graves problemas".

"Sabemos que por el Oriente, Cantabria, y por el Occidente, Galicia, lo reivindican, pero en todo caso salvar, con garantías los problemas medioambientales va a significar una inversión cuantiosísima que no tenemos muy claro que el Gobierno de la nación esté en condiciones de afrontar", concluyó Iglesias.