La ONU advierte de que la construcción de presas chinas amenaza el ecosistema del río Mekong

  • Bangkok, 21 may (EFE).- Naciones Unidas advirtió hoy de que la prolífica construcción de presas en el río Mekong por el Gobierno chino supone un serio peligro para el ecosistema y el sustento de millones de personas en Asia.

La ONU advierte de que la construcción de presas chinas amenaza el ecosistema del río Mekong

La ONU advierte de que la construcción de presas chinas amenaza el ecosistema del río Mekong

Bangkok, 21 may (EFE).- Naciones Unidas advirtió hoy de que la prolífica construcción de presas en el río Mekong por el Gobierno chino supone un serio peligro para el ecosistema y el sustento de millones de personas en Asia.

"El ambicioso plan de China de construir ocho presas en la zona alta del río Mekong a su paso por las gargantas en la provincia de Yunnan, son el mayor peligro para toda la cuenca fluvial", indicó el organismo multilateral en un informe presentado en Bangkok.

El plan chino de gestionar el cauce incluye la construcción de la presa de Xiowan, que con sus 292 metros de altura se convertirá en la más alta del mundo y cuya capacidad de almacenamiento de agua igualará a todas las reservas del Sudeste Asiático.

El estudio de la ONU precisa que las presas chinas alterarán irremediablemente el ecosistema del río al provocar "cambios en el curso y la fuerza de su curso, deteriorará la calidad del agua y menoscabará la biodiversidad".

Con una longitud de 4.350 kilómetros, el Mekong discurre por China, riega áreas de Birmania (Myanmar) y Tailandia, pasa por Laos y Camboya, y tras cruzar el delta de Vietnam, desembocar en el Mar de China.

Su cuenca acoge a centenares de especies de animales, entre ellos el pez gato, que sirve de alimento y da trabajo a gran parte de los 65 millones de personas que viven en torno río.

Además de la contaminación y del cambio climático, el caudal de agua ha registrado un importante descenso debido a las presas construidas en los últimos años por China y también Laos.

Sin embargo, la ONU destaca que, actualmente los niveles de contaminación no son "alarmantes" y que tampoco se han producido conflictos por la falta de suministro de agua.

Las autoridades de China, donde el Mekong es conocido como el río Lancang, aseguran que sus planes de desarrollo en torno a la cuenca fluvial tienen en cuenta la protección del ecosistema y sus efectos a su paso por otros países.

Ante el incremento de la demanda de agua por el aumento de la población y la actividad agraria, Laos ha comenzado la construcción de 23 presas en el Mekong cuya fecha de finalización es en 2010, mientras que Camboya y Vietnam también planean proyectos similares.

"El tiempo para afrontar estos desafíos es ahora, de otra forma el crecimiento demográfico y el desarrollo puede alterar la capacidad del río para abastecer las necesidades en el futuro", señaló Young-Woo Park, un responsable de Naciones Unidas.