La policía asegura que no persigue a los Ángeles del Infierno sino a los miembros que delinquen

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil aseguraron hoy que la operación de ayer que se saldó con 22 integrantes de los Hell's Angels (Ángeles del Infierno) detenidos no perseguía a la organización en sí, sino a sus miembros que delinquen, realizando extorsiones, tráfico de drogas, de armas y drogas.

El inspector Jordi Domenech de los Mossos y el portavoz de la Guardia Civil José Santiago explicaron que el delito de asociación ilícita es muy difícil de demostrar, aunque tampoco probablemente sería suficiente para ilegalizar a toda la organización.

Ambos cuerpos policiales mostraron hoy buena parte de los objetos incautados ayer a los 22 detenidos en los más de 30 registros practicados en la región metropolitana de Barcelona y otras seis provincias españolas.

En los registros se encontró munición de guerra, armas blancas y de fuego prohibidas --como espadas, navajas, puñales, pistolas, escopetas nuevas y antiguas, una ametralladora, --, ballestas, porras extensibles, defensas eléctricas, cerbatanas, bates de béisbol, esposas, chalecos antibalas, pasamontañas, un kilo de cocaína, marihuana, unos 200.000 euros en efectivo (además de libras esterlinas), chaquetas identificativas, documentación diversa, varios objetos y libros de simbología y contenido neonazi.

También confiscaron una bandera y una bufanda del grupo de hinchas radicales del FC Barcelona 'Boixos Nois', con inscripciones contrarias al presidente Joan Laporta, ya que uno de los arrestados era miembro de este grupo, había sido condenado por asesinar a un radical del RCDE Espanyol y estaba entre los aficionados que la semana pasada agredieron a un miembro de la seguridad del Barça en Munich.