Las obras de Galuresa (Santiago) se trasladan el lunes a Romero Donallo, que permanecerá 20 días con un carril por sentido

Los responsables municipales recomiendan utilizar vías alternativas aunque la Avenida de Lugo recuperará dos carriles por sentido

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 (EUROPA PRESS)

Las obras que se están realizando en Santiago para la construcción del túnel de la Galuresa se trasladarán el próximo lunes a la Avenida de Romero Donallo para la construcción dos contenedores de saneamiento, lo que obligará al cierre de dos viales en esta calle, que permanecerá durante 20 días con un carril por sentido de circulación.

Según informó hoy el concejal de Obras e Infraestructuras, Bernardino Rama, mañana terminará la primera intervención en la Avenida de Lugo, con lo que se abrirán a la circulación un segundo carril para cada sentido en lugar del único vial que permanece en activo en estos momentos y que generó estos días numerosas retenciones.

Así, apuntó uno de los técnicos que la empresa que realiza los trabajos, el lunes se cerrarán los dos carriles interiores de Romero Donallo --uno por cada sentido-- para eliminar la medianera de esta avenida y comenzar con las obras de sección de los conductos de saneamiento para iniciar la construcción de dos contenedores que se unirán posteriormente a la red de la calle del Hórreo.

Esta actuación necesitará, apuntó el técnico, una gran profundidad de excavación, por lo que llevará unos 20 días. Durante este periodo, la avenida de Romero Donallo permanecerá con un carril por cada sentido de circulación en su parte baja, mientras que la avenida de Lugo recuperará dos carriles para cada sentido. En todo caso, el acceso a la gasolinera de Galuresa permanecerá operativo.

DESVÍOS ALTERNATIVOS

Ante los atascos producidos en las pasadas jornadas en la avenida de Lugo, los responsables municipales recomendaron que los usuarios empleasen para entrar y salir en Santiago desvíos alternativos para estos días.

En esta línea, el jefe de la Policía Local de Santiago, Norberto Villaverde, señaló que, según las últimas mediciones, el aforo del tráfico en la Galuresa "sigue siendo muy alto", con una media de 35.000 vehículos por día.

Así, indicó que el tráfico seguirá siendo "difícil" en la zona y que "es posible que haya retenciones", algo para lo que, indicó, permanecerán 10 agentes de la Policía Local permanentemente en la zona para regular la circulación.

Además, recomendó que los usuarios empleen viales alternativos como la AP-9, que consideró una opción "muy buena" y el nuevo vial de Clara Campoamor.

Por su parte, Bernardino Rama insistió en que desde el Ayuntamiento se trabajará para que esta "importantísima" obra sea "lo menos traumática posible".

VIAL DE CORNES

Bernardino Rama negó además que haya un a fecha para la apertura del vial de Cornes que descongestionaría también la obra de la Galuresa e indicó que sería "una irresponsabilidad" abrir este enlace por los problemas encontrados en la inspección de la zona correspondiente a una urbanización privada.

En esta línea, Rama indicó que la inspección filmada del subsuelo de la urbanización encontró "fallos" que están en estos momentos siendo reparados por la empresa que realizó las obras.

La próxima semana el robot del Ayuntamiento volverá a realizar una inspección y, de ser correcta, el Consistorio dará la autorización para su apertura, con el objetivo de recibir la obra "con las garantías que se exige a todos los promotores".