Las ventas de coches usados resisten y caen un 11% hasta marzo, cuatro veces menos que las de nuevos

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Las ventas de coches usados se situaron en 296.000 unidades durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 11% respecto al mismo período de 2008, según un informe de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).

El mercado de coches de ocasión resiste mejor la crisis que el de vehículos nuevos, en el que el descenso al cierre del primer trimestre se situaba en el 43%. En fuentes del sector consultadas por Europa Press apuntaron que se está produciendo un trasvase de la demanda del mercado de automóviles nuevos al de usados, como consecuencia de la crisis económica, que obliga a racionalizar más el gasto a las familias.

Las ventas de automóviles usados superaron en un 64,7% las de nuevos en los tres primeros meses del año. Con ello, la relación entre ventas de coches usados y nuevos se situó en 1,6 a 1, la más alta de la historia y dos décimas por encima del ratio registrado a cierre de 2008. Ganvam estima que las ventas de automóviles de segunda mano cerrarán el año con un retroceso de entre el 10% y el 15%.

CAE UN 12% LA FACTURACION.

La cifra de negocio del mercado de automóviles de ocasión se situó en 1.720 millones de euros entre los pasados meses de enero y marzo, lo que se traduce en una disminución del 12% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Los particulares concentraron el 54% de las operaciones contabilizadas en el primer trimestre, mientras que el 31% correspondió a las redes oficiales de concesionarios, el 14% a compra-ventas independientes, y el 1% restante, a empresas de alquiler.

El informe de Ganvam pone de manifiesto que la supresión del Plan Prever está teniendo un efecto negativo sobre la edad del parque, dado que seis de cada diez coches usados vendidos en el primer trimestre tenía una antigüedad igual o superior a ocho años.

FUERTE RETROCESO DE LAS IMPORTACIONES.

Por su parte, las importaciones de automóviles de ocasión se redujeron un 52,8% en los tres primeros meses de 2009, con 8.052 unidades. En los últimos dos años, las ventas de coches usados procedentes de otros países han bajado un 71,5%.

Ganvam insistió en la necesidad de poner en marcha un Plan Prever que comprenda ayudas directas para la adquisición de coches usados de hasta cinco años de antigüedad, y que se extienda a las motocicletas y a los vehículos industriales.

La organización ve insuficiente el Plan VIVE y critica el "filtro de solvencia" exigido para acceder a este programa, al tiempo que considera "prioritario" arbitrar líneas de financiación a través del ICO destinadas tanto a los concesionarios como al cliente final.