Las ventas en las librerías navarras descienden alrededor de un 10 por ciento en el primer trimestre de 2009

La asociación de libreros confía en recuperar pérdidas con el 10 por ciento de descuento que aplicarán el próximo jueves, Día del Libro

PAMPLONA, 22 (EUROPA PRESS)

Las ventas en las librerías navarras han descendido alrededor de un 10 por ciento en el primer trimestre de 2009, y han afectado, sobre todo, a las 'compras por impulso', es decir, a las novedades literarias. De esta forma, la crisis económica ha llegado también a estos establecimientos, aunque algo más tarde que en otros sectores gracias a las ventas durante la campaña de Navidad.

Así lo afirmó, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Libreros de Navarra y gerente de la librería Gómez, Jesús Sancha, que se mostró confiado en recuperar algo las ventas con el 10 por ciento de descuento que aplicarán en todos los establecimientos el próximo jueves, con motivo de la celebración del Día del Libro.

Según explicó Sancha, la pasada campaña de Navidad fue "buena", ya que "al menos" se repitieron los índices de ventas del año anterior. Sin embargo, el sector no ha logrado escapar a la crisis económica y este primer trimestre de 2009 está siendo "muy muy difícil".

Ante esta situación, los libreros esperan que la jornada del Día del Libro de este año "sea especialmente buena", ya que lo "lógico" es que la crisis "haya ralentizado las ventas durante estos últimos meses, y los lectores y clientes habituales aprovechen los descuentos de la jornada para comprar más barato". Además, las librerías ampliarán el horario y permanecerá abiertas de 10 a 22 horas ininterrumpidamente.

Asimismo, el presidente de la asociación también confía en que la feria del libro, que como cada año volverá a instalarse en la Plaza del Castillo en la primera semana de junio, "sea una nueva oportunidad" para recuperar ventas.

LIBROS DE TEXTO

A la mala situación general, hay que sumar además que estos comercios navarros ya venían de un año "complicado" en 2008, tras la implantación en la Comunidad Foral de la nueva Ley Foral de Financiación de Libros de Texto, que acarreó, según Sancha, el cierre de "varias librerías".

A este respecto, aseguró que se espera que "cierren más" conforme vaya avanzando la implantación del programa "de falsa gratuidad de préstamo de libro". Mientras, añadió, la apertura de nuevos establecimientos "es algo que ni se contempla".

En concreto, Sancha explicó que "la merma en los ingresos se va a producir especialmente a partir de septiembre", cuando comiencen las ventas de los libros de texto de cara al curso que viene. Y es que, en su opinión, "la gran competencia" de las librerías ya no son las grandes superficies, que también, sino el propio sistema de préstamo que se implantó el año pasado en Navarra y que "se ha vendido políticamente como de gratuidad, cuando en realidad no lo es".

A través de este sistema, que quedará completamente implantado en el curso 2011-12, los manuales se convierten en reutilizables durante cuatro años, algo que perjudica a las librerías ya que "un libro se vende una vez cada cuatro años y no todos los años".

En otras comunidades donde también se implantó este mismo sistema "el perjuicio ha sido bestial", según Sancha. En algunas como Castilla la Mancha o Andalucía, "se han llegado a cerrar hasta un 40 por ciento de librerías" y "ya se ha tenido que reconsiderar en otras como por ejemplo Canarias".

Por eso, la asociación de libreros de Navarra "no demanda ayudas concretas, sino apoyo institucional para que esta medida cuanto antes se eche para atrás", otorgando, por ejemplo "ayudas directas a cada padres para que compren los libros".

A su juicio, para que el libro sea un "factor esencial en el aprendizaje del alumno debe ser en propiedad". De hecho, remarcó que que aquellas comunidades que ya lo tienen implantado "gozan de un mayor prestigio en los informes educativos, y además con gran satisfacción por parte de profesores, padres y alumnos".

PERFIL

Por último, Sancha se refirió al perfil del comprador de libros "que sigue siendo el mismo de siempre", es decir niños, jóvenes y mujeres. Según subrayó, el lector infantil y juvenil "tiene mucho peso, en parte por la preocupación de los padres para que los chavales lean".

En cuanto a la población joven, Sancha defendió que "aunque parezca que no, y que están todo el día jugando con la 'play' y al ordenador, la literatura juvenil está funcionando muy bien". Por último, y en cuanto a la literatura para adultos, apuntó que "es el perfil femenino el que mayoritariamente triunfa".