Los consejeros españoles cobran 108.000 euros anuales, un 30% más que la media europea

Los miembros de los consejos del Ibex 35 aumentaron su salario un 13% en los últimos dos años

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Los consejeros de las empresas del Ibex 35 perciben un salario de 108.000 euros al año, lo que supone un 30% más que sus homólogos europeos, quienes cobran una media de 83.000 euros, según un informe de la consultora Heidrick & Struggles (H&C) que compara las compañías que cotizan en las principales Bolsas del Viejo Continente.

España ocupa el tercer puesto en remuneración de los Consejos de administración, sólo superado por Suiza, con salarios medios de 194.000 euros, y Alemania, donde cobran 110.000 euros anuales.

Asimismo, la crisis financiera no mermó la retribución de los consejeros de las cotizadas españolas, que aumentó un 13% en los dos últimos años, aunque menos que la media europea, que registró un incremento del 23%. El representante en España de Heidrick & Struggles, Luis Urbano, atribuyó este menor crecimiento a que los sueldos españoles "ya eran altos", y lo calificó como "coherente".

MÁS DINERO, PERO MÁS TRABAJO.

El informe señala que la "elevada" retribución económica se compensa por una mayor dedicación de los consejeros. Los consejos del Selectivo español celebrarón una media de 11,4 reuniones en 2008, frente a las 10,9 en el año anterior, donde la asistencia aumentó un 93%. Para Luis Urbano, esta dedicación de los consejeros españoles les convierten en "modelo de trabajo" en Europa.

En cuanto al cumplimiento de los principios de Buen Gobierno Corporativo, las compañías del Ibex 35 se situan a la cola de Europa en número de mujeres. Con un 6% de mujeres, España representa la tercera proporción más baja de consejeras, y un 43% del Selectivo no incluye ninguna mujer entre los miembros de sus consejos.

Mientras, los consejeros extranjeros suponen un 10% en España, donde existe una "sobrerepresentación" de portugueses y franceses. El representante de H&S considera que "se debería aumentar la presencia de miembros internacionales para potenciar el negocio en sus países de origen".

DOBLE RESPONSABLIDAD.

Del estudio se desprende como "principal problema" de las grandes empresas españolas que un 60% combina las responsabilidades de presidente y consejero delegado, una práctica "extinta" en Europa. Por ello, desde H&S aconsejan la independencia de dichos cargos, ya que "al doblar funciones, se acaba mermando su disponibilidad en una de las facetas", subrayó Luis Urbano. Así, la asistencia de los presidentes españoles a los consejos es la antepenúltima en Europa.

Ante la pérdida de confianza de los inversores en el mercado financiero, desde la consultora aconsejan "la separación de poderes" entre presidente y consejero delegado para recuperar en fiabilidad en las acciones.