Más del 36% de los escolares entre 15 y 16 años ha realizado un consumo ilícito de algún tipo de droga durante su vida

Expertos exigen al Ministerio de Sanidad y Política Social que se financie el tratamiento de los pacientes drogodependientes y piden que se reduzca el estigma hacia estas personas

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El 36 por ciento de los escolares entre 15 y 16 años ha realizado un consumo ilícito de cualquier droga a lo largo de su vida, según destacó hoy el presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, el doctor Manuel de la Peña, dentro del 'Foro sobre Adicciones', y en relación con los últimos datos del Proyecto Europeo de Encuestas Escolares sobre el Alcohol y otras Drogas (ESPAD).

De la Peña alertó además de que existe una tendencia hacia el policonsumo, y además la edad media de inicio en el consumo de sustancias ilegales cada vez es más baja, por lo que destacó que es necesario impulsar programas especializados de prevención escolar, implicar a toda la sociedad civil y buscar el apoyo de todas las familias".

Por otro lado, el doctor de la Peña señaló que en Europa 23 millones de adultos consumieron cannabis el pasado año; cuatro millones consumieron cocaína; 2,5 éxtasis; dos millones anfetaminas, y 1,5 millones opio. Ante estas cifras, recordó que la cocaína tiene un efecto tóxico directamente sobre el corazón, con consecuencias como arritmias cardíacas y ventriculares, que provocan la muerte súbita de los consumidores de esta sustancia, o derrames cerebrales, con efectos como incapacidades y minusvalías.

Asimismo, indicó que es fundamental facilitar a los pacientes drogodependientes el acceso a tratamientos innovadores en todas las comunidades, a cualquier tipo de terapia que permita erradicar la dependencia al tabaco, alcohol o cualquier tipo de droga para curar a estos pacientes.

LUCHA CONTRA EL ESTIGMA Y FINANCIACIÓN DE LOS TRATAMIENTOS

El catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo y presidente de Socidrogalcohol, el doctor Julio Bobes, apuntó que desde esta entidad se ha propuesto firmar una solicitud al Ministerio de Sanidad en la que se pide mayor intensidad de trabajo contra este estigma por parte de las autoridades sanitarias, que se incorporen y se financien todos los tratamientos que están disponibles y han tenido eficacia como para ser utilizados en estos pacientes, y que no por ser adictos se les considere candidatos de segundo nivel.

En cuanto a la situación española, apuntó que el país está bien situado dentro del panorama europeo, aunque matizó que aún existen insuficiencias, como las dificultades de acceso al sistema normalizado, y las limitaciones que tenemos de financiación de los tratamientos. "Un paciente, simplemente por tener una enfermedad mental grave, no puede ser desintoxicado como una persona con soporte económico, por lo que no es lo mismo para él, y esas situaciones de inequidad son las que hay que resolver", puntualizó, y añadió que "la normalización incluye también resolver la actitud hacia los drogadictos".

En este sentido, el doctor Bobes denunció que "el problema de las inequidades es que hay enfermos que son insuficientemente tratados simplemente por ser adictos. Los protocolos empiezan a fallar, las pautas terapéuticas no se siguen con el mismo énfasis y, por lo tanto, no hay el mismo número de adherencia a las pautas que si fuera otra enfermedad", dijo.

Por ello, indicó que el objetivo es personalizar los tratamientos, al igual que se hace con otras enfermedades, y entrar en el soporte económico. "Queremos que el sistema asuma los tratamientos con igualdad de condiciones que tiene un enfermo de cualquier otra patología", precisó.

ENFERMOS CRÓNICOS

Por su parte, el coordinador regional de Drogodependencias de la Región de Murcia, el doctor Juan Jiménez Roset, señaló que muchos de los tres mil pacientes que hay actualmente en esta región muchos de ellos son crónicos y mentales, por lo que considera necesario darles una cobertura sociosanitaria y de cronicidad. "Necesitan una atención sostenida, porque si no lo que se ha hecho durante estos últimos 25 años no va a servir", indicó.

Respecto al consumo de los más jóvenes, el presidente de la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD), Luciano Poyato, señaló que hay que intentar que los jóvenes no comiencen a consumir tan pronto y, si lo hacen, que lo hagan con el menor riesgo y durante el menor tiempo posible.