Movimiento Pro Amnistía se moviliza el viernes en Vitoria contra las últimas detenciones de presuntos miembros de ETA

VITORIA, 22 (EUROPA PRESS)

El Movimiento Pro Amnistía se movilizará el viernes en Vitoria en contra de las últimas detenciones de presuntos miembros de ETA practicadas en Francia y en el País Vasco, así como de otros "ataques represivos" realizados por los estados español y francés desde el pasado mes de enero.

El anuncio de las movilizaciones se produce en el mismo día en el que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tomará declaración a cinco de los presuntos miembros de ETA que fueron detenidos el sábado en distintos puntos del País Vasco a raíz del arresto en Francia del supuesto jefe militar de la banda, Jurdan Martitegi.

Las movilizaciones, según anunció un portavoz del Movimiento Pro Amnistía en una rueda de prensa en Vitoria, se celebrarán a las doce del mediodía y a las ocho y media de la tarde en la capital alavesa. El primer acto de protesta tendrá lugar en la Plaza del Arca, mientras que el de las ocho y media está convocado en la Plaza de la Virgen Blanca.

Este colectivo realizó un repaso de las operaciones policiales contra la izquierda abertzale realizadas desde principios de año en Vitoria, así como de las practicadas contra vecinos de la capital alavesa en otros lugares. Entre ellas, recordó el registro y las detenciones practicados a principios de abril en el bar Galtzagorri o la detención en Francia de la presunta miembro de ETA Itsaso Legorburu el pasado día 15 y del posterior registro del bar en el que, al parecer, trabajaba en Vitoria.

El Movimiento Pro Amnistía también se refirió a la operación practicada el pasado sábado en Francia en la que el supuesto jefe militar de ETA, Jurdan Martitegi, fue detenido junto a los presuntos integrantes de la banda Gorka Azpitarte y Alex Uriarte. Asimismo, recordó las detenciones practicadas en Euskadi a raíz de dicha operación.

La organización consideró que todas estas actuaciones son "ataques represivos" derivados del "estado de excepción" que padece el País Vasco, que en los últimos meses "se ha notado especialmente" en Vitoria. La conclusión de este "amplio balance represivo" es que "nos encontramos en un estado de excepción en el que la represión ejercida por los estados español y francés es el pan de cada día".

A su juicio, "la única forma de salir" de esta situación es "la consecución de los derechos democráticos para este pueblo, unos derechos derechos que no nos va a regalar nadie y que nosotros mismos tendremos que pelearlos".