La Unión Europea fija los precios máximos para el uso de móviles en roaming

El Parlamento Europeo ha aprobado hoy en votación con 646 votos a favor y sólo 22 en contra el imponer unos topes máximos a las tarifas para el uso de teléfonos móviles en roaming.

Así, el precio máximo al hacer una llamada será de 43 céntimos por minuto a partir del 1 de julio, bajando desde los 46 actuales, mientras que el recibirla no pasará de 19 céntimos. Un mensaje de texto (SMS) no pasará de los 11 céntimos, bajando desde los 29 que cuesta de media hoy en día, y el uso de conexiones de datos tampoco podrá pasar de 1 euro por megabyte frente a los 1,68 euros que cuesta de media hoy.

Además, a partir de julio de 2011 los precios bajarán aún más, quedando a partir de entonces los máximos fijados en 11 céntimos para las llamadas recibidas y en 50 céntimos para el megabyte de datos.

La idea es que además la competencia entre operadores los lleve a bajar los precios por debajo del tope máximo.

Esto será sin duda una buena noticia para los usuarios, que a menudo se enfrentan a tarifas imposibles de descifrar para el uso de estos servicios, y que en más de un caso se han encontrado inesperadamente con facturas de miles de euros.