Obama se reunirá con líderes afganos y paquistaníes en mayo

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Barack Obama sostendrá conversaciones el próximo mes con líderes de Afganistán y Pakistán, dijo el miércoles un funcionario estadounidense, mientras Obama toma una nueva estrategia para estabilizar la región contra la violencia insurgente.

El presidente afgano Hamid Karzai y el presidente paquistaní Asif Ali Zardari se reunirán por separado con Obama y luego sostendrán conversaciones de tres partes durante visitas a la Casa Blanca el 6 y el 7 de mayo, dijo el funcionario.

Obama reveló el mes pasado una nueva estrategia de guerra para Afganistán con el objetivo de erradicar a Al Qaeda y los milicianos talibanes ahí asentados y que también están operando desde el otro lado de la frontera en Pakistán.

Desde que asumió el cargo en enero, Obama ha buscado cambiar el foco del Ejército estadounidense de la poco popular guerra en Irak a Afganistán, que él considera el más importante frente en la lucha contra la insurgencia islámica.

Obama ha autorizado el despliegue de 21.000 soldados estadounidenses adicionales y cientos de nuevos diplomáticos y otros funcionarios civiles en Afganistán.

El Gobierno de Estados Unidos también quiere crear una mejor cooperación entre Afganistán y Pakistán. Kabul ha acusado a Islamabad de no hacer lo suficiente por detener a militantes que cruzan la frontera para realizar ataques.

Pero los lazos entre ambos países han mejorado bajo el Gobierno de Zardari, cuyo país está enfrentando su propia insurgencia islamista.

En una reunión en Ankara celebrada previamente este mes organizada por el Gobierno turco, Karzai y Zardari acordaron impulsar los lazos militares y políticos.

Obama volverá a reunir a los dos líderes en un aparente esfuerzo por coordinar la estrategia.

Las fuerzas lideradas por Estados Unidos expulsaron a los gobernantes talibanes de Afganistán 2001 después de que se negaron a entregar a los líderes de Al Qaeda buscados por Washington por los ataques del 11 de septiembre a Estados Unidos.

Los ataques talibanes han aumentado en los últimos años junto con el número de tropas extranjeras enviadas para combatirlos.