Los agujeros negros no son los 'grandes devoradores' que se creía, según estudio

Los agujeros negros no son los 'grandes devoradores' que se creía, según estudio

Los agujeros negros no son los 'grandes devoradores' que se creía, según estudio

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Los agujeros negros "no devoran todo lo que es lanzado hacia ellos", según un estudio publicado en la revista 'Science' que se basa en la observación de Sagitario A*, un agujero negro con 4 millones más de masa que el sol, situado a 26.000 años luz de la Tierra en la Vía Láctea.

"Contrariamente a lo que piensan algunas personas, los agujeros negros no devoran todo lo que es lanzado hacia ellos. Sagitario A* está aparentemente encontrando mucha comida difícil de engullir", explica gráficamente Feng Yuan, investigador del Observatorio Astronómico de Shanghai y coautor del estudio.

Utilizando el teslescopio Chandra de rayos X de la NASA, los investigadores han descubierto que menos de un 1 por ciento del gas que rodea al agujero negro llega a alcanzar el punto de no retorno, también conocido como horizonte de sucesos, el lugar en el que es atrapada cualquier materia.

En lugar de eso, una gran cantidad de gases es expulsado antes de alcanzar el punto de no retorno. "La mayoría del gas debe ser lanzado fuera para que una pequeña parte pueda alcanzar el agujero negro", explica Feng Yuan.

Este nuevo descubrimiento es el resultado de una ambiciosa campaña de observación con el teslescopio Chandra de rayos X que ha permitido a los investigadores recoger datos durante cinco semanas del agujero negro, el único descubierto hasta ahora los suficiente cerca de la Tierra como para poder observar en detalle lo que sucede a su alrededor.

Los investigadores captaron durante estas semanas imágenes de rayos X del gas supercaliente presente cerca del agujero negro. Según han podido observar los científicos, el agujero negro captura gas expulsado por estrellas cercanas y lo proyecta más allá de su punto de no retorno para que se enfríe y pueda ser absorbido.

El gas que tiene cerca Sagitario A* está muy caliente y difuso, por lo que es difícil para el agujero negro capturarlo y engullirlo, lo que convierte a este agujero negro de la Vía Láctea en "uno de los más fríos" vistos por el coautor del estudio Sera Markoff, de la Universidad de Amsterdam. Los agujeros negros capaces de activar cuásar y producir grandes cantidades de radiación tendrían a mano reservas de gases más fríos y densos que Sagitario A*, de acuerdo a la teoría de los investigadores.

La NASA ha señalado que el estudio tiene "importantes implicaciones en la comprensión de los agujeros negros". Así por ejemplo, podría ayudar a enteder la sombra que se ve en el horizonte de sucesos que rodea a Sagitario A* y que contrasta con el brillo de la materia que envuelve al agujero negro.