Pepe pide perdón a Casquero y a su familia y dice sentirse "decepcionado" con su actitud

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El defensa del Real Madrid Pepe pidió perdón a Javier Casquero y a su familia por la actitud violenta demostrada en la jugada del penalti cometido a cuatro minutos del final del encuentro ante el Getafe y confesó sentirse "muy decepcionado" por algo que no le había pasado en su carrera.

"Estoy muy mal. Es un momento muy difícil para mí, porque nunca me ha pasado esto en mi carrera. Tengo que pedir perdón a todos los aficionados del fútbol porque la actitud que he tenido no es nada buena", reconoció el central portugués, visiblemente emocionado tras el partido. "Es una actitud mala para un jugar del Real Madrid, que tiene que dar ejemplo", dijo.

El zaguero luso reconoció no haber podido hablar todavía con Casquero, pero aseguró que a la conclusión del encuentro se disculpó ante el árbitro y sus compañeros por la jugada. Pepe achacó la reacción a su carácter dentro del campo, aunque aseguró que "mucha gente sabe que no soy así". "Vivo mucho los partidos y estaba muy caliente", alegó.

"Ha habido un posible penalti a Higuaín y luego sufrimos en el contraataque. Le he dado un golpe por detrás, he hecho el penalti y luego ha pasado lo que ha pasado", repasó el jugador madridista tras reconocer que su reacción "estuvo muy mal". Pepe dejó en manos del Comité de Competición la sanción, aunque recordó que no es "un jugador violento".

"Ahora la gente que se preocupa de las sanciones sabe lo que tiene que hacer. No soy un jugador violento y eso hay que tenerlo en cuento. Llevo dos años en el Real Madrid y nunca me han pasado estas cosas", sentenció el jugador madridista.