Piden ocho años por robar en una panadería de Barcelona y abusar de la dependienta

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Barcelona juzgó hoy a un hombre acusado de robar 30 euros y un teléfono móvil en una panadería del distrito del Eixample de Barcelona y magrear a la dependienta en julio de 2008. Después de que el procesado reconociera los hechos, la Fiscalía rebajó su petición a ocho años y medio de prisión.

Los hechos ocurrieron sobre las 6.15 horas del 15 de julio, cuando el acusado, Miguel P.C., y otro individuo que no ha sido identificado entraron en una panadería de la calle Urgell, en el barrio de Sant Antoni, y le pidieron a la dependienta que les diera algo de comida porque tenían hambre.

En ese momento, el desconocido cogió a la víctima, le puso un cuchillo en el cuello y los dos hombres le exigieron que les entregara el dinero que había en la caja registradora de la panadería, pero sólo consiguieron 30 euros y el móvil de la joven.

Además, aprovechando que su compañero la seguía amenazando con el cuchillo, Miguel P.C. le subió la camiseta a la dependienta y empezó a manosearla por todo el cuerpo hasta que la joven empezó a chillar y los dos hombres huyeron.

En un principio, la Fiscalía pedía 11 años de prisión por robo con intimidación y agresión sexual pero, cuando el acusado reconoció los hechos, rebajó su petición a ocho años y le aplicó la atenuante de drogadicción, pues Miguel P.C. consumía cocaína y heroína en esa época.