(Previa) Loeb quiere seguir su camino triunfal hacia el Mundial en una de sus pruebas predilectas

El pentacampeón francés se ha impuesto los últimos cuatro años en la cita sudamericana

CÓRDOBA (ARGENTINA), 22 (EUROPA PRESS)

El francés Sebastien Loeb (Citroën), líder indiscutible del Mundial, afronta desde mañana el Rally de Argentina, quinta cita de la temporada, con el objetivo de lograr una nueva victoria en el trazado sudamericano que le permita prolongar su triunfal trayectoria hacia su sexto título consecutivo.

Después de lograr su victoria número 50 y 51 en el campeonato --lo hizo en las pasadas pruebas de Chipre y Portugal--, y tras firmar, con cuatro victorias consecutivas, su mejor arranque en un campeonato del mundo, el alsaciano quiere seguir derribando récords en una de sus pruebas favoritas.

Y es que Loeb se ha impuesto en el Rally de Argentina en sus últimas cuatro visitas. Así, y sólo superado por Alemania, donde se ha subido a lo más alto del podio desde 2002, Argentina es el país que más alegrías le ha proporcionado al pentacampeón del mundo en cuanto a victorias consecutivas se refiere, junto a España, donde también le avalan cuatro títulos seguidos.

Pero la prueba albiceleste --junto a Australia, única cita del calendario 2009 que tendrá lugar fuera de Europa-- es, además, territorio Citröen y es que las cuatro coronas consecutivas de Loeb en esta clásica cita fueron precedidas de la victoria del español Carlos Sainz en 2003.

SORDO QUIERE REPETIR EL PODIO DE 2008.

Por todo ello, así como por el gran ambiente y pasión que se vive siempre en estas tierras, Argentina es para el francés una de las carreras que siempre marca en rojo en su calendario de ilusiones, algo que también hace su compañero de equipo, el español Dani Sordo, que intentará repetir el tercer puesto del año pasado en una prueba pasada por agua.

"Es una prueba en la que nos sentimos como en casa", aseguraba esta semana el cántabro, que, después de un primer tercio de Mundial bastante regular, en el que ha puntuado en todas las carreras, es tercero, la plaza que se ha marcado como objetivo mantener hasta final de la temporada.

Un puesto por delante de Sordo se sitúa en el campeonato el finlandés Mikko Hirvonen (Ford), que quiere mejorar el quinto puesto cosechado el año pasado en Argentina para comenzar a recortar los diez puntos que le separan de un líder con el que, de momento, tiene que conformarse a estar a la sombra.

Mientras, su compañero de equipo, Jari-Mari Latvala (Ford) vuelve a la competición tras el escalofriante accidente que sufrió cuando lideraba el pasado Rally de Portugal, donde se salió de la pista y cayó por una ladera, dando un total de 17 vueltas de campana. Afortunadamente, el finlandés y su copiloto, que están firmando un nefasto inicio de curso, salieron ilesos y ahora quieren recuperar la confianza al volante para comenzar a acercarse cuanto antes a la cabeza.

En una situación intermedia se sitúan los hermanos Solberg. Petter (Citröen) y Henning (Ford) se encuentran igualados a 14 puntos en la cuarta plaza y ambos serán otros dos hombres a tener en cuenta en una prueba en la que, además, el argentino Federico Villagra (Ford), nacido en la ciudad base de este rally, tratará de aprovechar su larga experiencia sobre este trazado para dar la sorpresa.

CAMBIOS EN EL ITINERARIO.

Este año los organizadores han realizado cambios importantes respecto al itinerario del 2008 y han diseñado una carrera más compacta. Así, en lugar de visitar cada día uno de los tres valles de Córdoba, en la primera y última jornada la acción se llevará a cabo en las llanuras del Valle Punilla, situado al norte de Carlos Paz, mientras que los tramos del sábado se ubicarán al suroeste, en las montañas de Traslasierra.

Lo que no cambia es la base del rally, que volverá a ser Villa Carlos Paz, población cercana a Córdoba, que, como es habitual, se volcará completamente con los pilotos, dando colorido y proporcionando un ambiente festivo incomparable al de cualquier otra prueba del calendario.

En general los tramos de este rally son arenosos y de piso blando, además hay que cruzar varios ríos. Sin embargo, las especiales del sábado, en medio de las montañas, serán estrechas y estarán llenas de rocas, sin que haya margen para los errores. En total, los pilotos disputarán 23 tramos y 331,8 kilómetros cronometrados.