66 que 'morirá' en un cementerio espacial del Pacífico Sur

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El carguero espacial ruso M-66 reentrará en la atmósfera terrestre y 'morirá' en un cementerio espacial del Pacífico Sur, según confirmó hoy la Misión de Control Rusa. Esta nave se separó de la Estación Espacial Internacional (ISS) el pasado 6 de mayo para convertirse en un laboratorio espacial temporal, informó hoy la agencia Ria Novosti.

Durante su vuelo automático, el laboratorio orbital fue empleado para conducir una serie de experimentos geofísicos dentro del programa 'Plasma-Progresa' de la agencia espacial rusa. Además, este carguero 'Progress M-66' es uno de los pocos que todavía mantienen sistemas análogicos de control, mientras que los futuros modelos emplearán ya sistemas digitales, señala la agencia.

El segundo carguero espacial, el 'Progress M-02M' que todavía permanece en órbita, fue lanzado del centro espacial de Baikonur en Kazajstán el 8 de mayo y atracado en la ISS el 12 de mayo. Éste último entregó 2,5 toneladas de suministros a la estación orbital, incluyendo los abastecimientos de alimento y agua para la actual tripulación, así como el combustible y el equipo científico necesarios para el desarrollo de experimentos.