Detectan la explosión cósmica más distante registrada hasta ahora

  • Washington, 28 abr (EFE).- Un equipo internacional de astrónomos y el satélite Swift registraron una explosión de rayos Gamma procedentes de una estrella cuando el universo tenía sólo 630 millones de años, anunció hoy la NASA.

Detectan la explosión cósmica más distante registrada hasta ahora

Detectan la explosión cósmica más distante registrada hasta ahora

Washington, 28 abr (EFE).- Un equipo internacional de astrónomos y el satélite Swift registraron una explosión de rayos Gamma procedentes de una estrella cuando el universo tenía sólo 630 millones de años, anunció hoy la NASA.

"Se trata de una verdadera explosión del pasado", señaló Neil Gehrels, astrónomo que dirige las operaciones del satélite Swift en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la agencia estadounidense.

El acontecimiento cósmico ha sido identificado como "GRB 090423" y constituye la explosión cósmica más distante registrada hasta ahora en la historia de la astronomía.

Según los astrónomos, la explosión de la estrella ocurrió a 13.035 millones de años luz de la Tierra.

"La increíble distancia de esta explosión superó todas nuestras expectativas", añadió Gehrels.

La explosión fue detectada a las 07.55 GMT del jueves pasado por el satélite Swift que registró la explosión de rayos Gamma durante 10 segundos. De inmediato el satélite dirigió sus telescopios ultravioleta-ópticos y de rayos X para ubicar su punto de origen.

La noticia corrió como reguero de pólvora en el mundo de la astronomía y un gran número de telescopios se enfocaron sobre el resplandor.

"Probablemente tuvo su origen en la explosión de una estrella masiva", según Derek Fox, científico de la Universidad del Estado de Pensilvania.

"Estamos observando la desaparición de una estrella y probablemente el nacimiento de un agujero negro", agregó.

Las de rayos Gamma son las explosiones más luminosas del universo. Generalmente ocurren cuando las estrellas agotan su combustible atómico, se desintegra su núcleo y finalmente se convierte en una estrella neutrónica.

Tres horas después de la explosión, Nial Tanvir, astrónomo de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, detectó una fuente de rayos infrarrojos utilizando para ello el telescopio de la universidad en Mauna Kea, Hawai.

"Los resplandores de la explosión nos proporcionan información sobre la estrella y su ambiente. Esos resplandores desaparecen muy pronto y por eso los tuvimos que captar rápidamente", indicó Tanvir.

Casi de manera simultánea, la explosión también fue captada por el Telescopio Nacional Galileo, en la Palma (Islas Canarias), por un equipo encabezado por el astrónomo Guido Chincarini, de la Universidad de Milán (Italia).

El grupo de científicos en las islas Canarias determinó que la intensidad del resplandor fue de 8,2, una medición similar registrada por el Observatorio Europeo del Sur en el Cerro Paranal, Chile.

"Se trata de un descubrimiento increíble", manifestó Chincarini en un boletín emitido por la NASA sobre la detección de la estrella.

"Lo mejor todavía es que la medición haya sido hecha por un telescopio llamado Galileo y en el año en que se celebra el cuarto centenario del primer telescopio creado por Galileo", indicó.

La explosión cósmica más distante detectada hasta ahora se había producido en septiembre del año pasado. Tuvo un resplandor de 6,7 puntos, lo que la ubica a 190 millones de años luz más cerca que GRB 090423. EFE

ojl/mla/jrh