El Discovery parte hoy en una misión de 14 días a la Estación Espacial Internacional

  • Washington, 11 mar (EFE).- El transbordador "Discovery" partirá hoy hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) en una misión de 14 días que incluirá cuatro caminatas espaciales para aumentar la estructura del complejo y su capacidad de producción energética.

El Discovery parte hoy en una misión de 14 días a la Estación Espacial Internacional

El Discovery parte hoy en una misión de 14 días a la Estación Espacial Internacional

Washington, 11 mar (EFE).- El transbordador "Discovery" partirá hoy hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) en una misión de 14 días que incluirá cuatro caminatas espaciales para aumentar la estructura del complejo y su capacidad de producción energética.

"No tenemos preocupaciones de ningún tipo. Estamos listos para comenzar esta emocionante misión", dijo Steve Payne, director de pruebas de la NASA.

El último pronóstico meteorológico indicó que se mantiene un 90 por ciento de posibilidades de que reine buen tiempo para el momento del lanzamiento nocturno y que los vientos serán leves tanto bajos como de altura.

Payne habló con los periodistas en el Centro Espacial Kennedy después de que la tripulación del Discovery concluyó los preparativos con una serie de pruebas de aterrizaje.

La nave, con siete tripulantes, partirá de la plataforma 39 del Centro Espacial Kennedy en la Florida a las 01.20 GMT del jueves con el cuarto y último conjunto de paneles solares así como otra viga que completará el eje central del orbitador.

El mayor suministro de energía provista por los paneles solares permitirá al complejo que gira en una órbita a casi 400 kilómetros de la Tierra albergar a seis ocupantes a partir de mayo.

Con este mayor suministro eléctrico, la plataforma podrá aumentar sus experimentos científicos, dijo la NASA.

También durante la misión STS-119 de los transbordadores, sus tripulantes instalarán nuevamente un sistema de conversión de orina en agua potable que falló cuando se le activó el año pasado.

Entre los siete tripulantes se cuenta el californiano Joseph Acaba, el primer descendiente de puertorriqueños que viaja en una misión del transbordador, y Koiti Wakata, el primer astronauta japonés que residirá por unos seis meses en la EEI.

En la última fase de los preparativos, el comandante Lee Archambault y el piloto Tony Antonelli realizaron el martes pruebas de descenso en el Centro Espacial Kennedy, donde aterrizarán en dos semanas al completar la misión.

En el curso del último año a la EEI se ha agregado un nuevo módulo de conexión, el Harmony, y los laboratorios Columbus, de Europa, y Kibo, de Japón, con lo cual se ha ampliado la capacidad de la estación para los experimentos científicos.

Una de las razones para la expansión ha sido, precisamente, que haya más gente para llevar a cabo esos experimentos, y todo ello requiere obviamente más energía eléctrica, según ha señalado la agencia espacial estadounidense.

Cada uno de los dos paneles solares que llevará el Discovery mide 35 metros de largo. Si se suman los equipos que conectan ambas alas, el conjunto mide casi 75 metros de largo y gira para estar encarado permanentemente al Sol.

Una vez que se termine la instalación de los cuatro conjuntos de paneles solares, la planta podrá generar de 84 a 120 kilovatios, esto es energía eléctrica suficiente para el suministro a más de 40 casas familiares.

Durante la misión, Acaba, un maestro de 40 años, participará en dos de las cuatro jornadas de labores extravehiculares para la instalación y conexión de los paneles solares.

La STS-119 lleva a cabo el vuelo número 125 de los transbordadores y la misión 36 de relevo y avituallamiento de la EEI.

La NASA tiene previstos otros ocho vuelos a la estación así como una misión de reparación del telescopio espacial Hubble.

Los transbordadores, que han estado operando durante más de 25 años, serán retirados el próximo año y serán sustituidos en 2015 por naves más grandes y de mayor capacidad previstas en el proyecto Constellation a partir de 2015.

Entre 2010 y 2015 las misiones a la EEI serán realizadas por las naves rusas Soyuz.