El mal tiempo amenaza el regreso del Atlantis tras su misión al telescopio Hubble

  • Washington, 21 may (EFE) - El mal tiempo se convirtió en la principal amenaza para el regreso del transbordador Atlantis, programado para mañana, tras una exitosa misión de servicio al telescopio espacial Hubble, informó hoy la NASA.

Washington, 21 may (EFE) - El mal tiempo se convirtió en la principal amenaza para el regreso del transbordador Atlantis, programado para mañana, tras una exitosa misión de servicio al telescopio espacial Hubble, informó hoy la NASA.

El descenso está previsto para las 14.00 GMT de mañana, pero existe la posibilidad de que se aplace debido a las malas condiciones del tiempo en la zona de Cabo Cañaveral en Florida (EE.UU.), revelaron fuentes de la NASA (la agencia espacial de EE.UU.).

En estos momentos el pronóstico indica que el retorno es "imposible" debido a la temida presencia de nubes a una altura de 1.200 metros sobre la pista, así como la posibilidad de lluvias intensas y tormentas eléctricas a unos 50 kilómetros del punto de descenso, indicó la NASA.

Según los pronósticos emitidos a las 22.00 GMT esas malas condiciones se mantendrán durante al menos 12 horas.

Frente al sombrío panorama, la NASA añadió que la situación será analizada minuto a minuto por el equipo que dirige el regreso de la nave antes de tomar una decisión para que el Atlantis ponga en funcionamiento sus motores y abandone la órbita para iniciar las maniobras de descenso.

De prevalecer la amenaza, el regreso se aplazaría al menos una hora y, de mantenerse, los siete astronautas tendrían que agregar un día a la misión y descender el próximo sábado, explicaron fuentes de la NASA.

Ante esa eventualidad, ya está todo preparado para un descenso de emergencia en la pista de la base Edwards de la Fuerza Aérea en California, dijeron voceros de la agencia espacial.

En su cita con el Hubble, la tripulación del Atlantis realizó cinco caminatas, durante las cuales se modernizaron sus sistemas y se sustituyeron y repararon piezas del telescopio puesto en órbita por el transbordador Discovery hace 19 años.

Pese al presagio de mal tiempo, los astronautas del transbordador continuaron revisando los sistemas de vuelo y guardando los equipos que utilizaron durante su misión de 11 días al Hubble.

Las malas noticias tampoco redujeron las expresiones de satisfacción por las reparaciones al observatorio espacial, que ahora podrá continuar operando durante cinco años más.

La última de ellas fue manifestada por la presidenta del subcomité de Asignaciones Científicas del Senado, Barbara Mikulski, quien felicitó a los astronautas.

"Han tocado nuestro corazón y han hecho historia" al dar nueva vida al Hubble y una renovada capacidad de ver el universo, señaló.

Veinticuatro horas antes, el presidente Barack Obama había pedido un enlace con el transbordador para transmitir sus felicitaciones a la tripulación a través del comandante, Scott Altman.

"Estoy orgulloso de lo que han logrado. Esta misión de reparación en el espacio ha proporcionado un ejemplo maravilloso de la dedicación y el compromiso con la exploración que representa a Estados Unidos", aseguró Omaba.

"El Hubble es un símbolo de nuestra búsqueda del conocimiento", indicó.