Erzia desarrollará un sistema para comprobar el estado del motor del satélite Paz

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

La empresa cántabra Erzia Technologies desarrollará un sistema que servirá para verificar el estado en que se encuentre el motor energético 'Paz', que será lanzado al espacio desde la estación rusa Baikonur a finales de 2011.

La nave la construye la filial alemana de la empresa EADS, que es uno de los fabricantes líderes en el mercado aeroespacial. Esta firma, integrada en el consorcio aeronáutico EADS-Astrium, ha contratado a la cántabra Erzia Technologies.

En concreto, según información de Sodercan recogida por Europa Press, la firma cántabra de nuevas tecnologías se encargará de producir el sistema de test y medida Power SCOE (Special Check-Out Equipment).

Este tipo de sistemas se diseñan de forma específica para cada misión y satélite. En este caso, el sistema diseñado por Erzia es más compacto y permite que una sola persona cargue con su versión reducida, en lugar de las tres que se requerían en la actualidad.

La revisión se aplicará al módulo que reúne todas las fuentes de energía del aparato, como las baterías, los paneles solares o los sistemas de alimentación. Este sistema se encarga de distribuir la energía entre los propulsores y el resto de componentes.

El sistema de test y medida de Erzia simulará las condiciones del módulo antes de insertarlo en la nave, con el fin de asegurarse de que recibe y envía los impulsos y la energía. Una vez comprobado, el equipo se ensamblará al satélite.

El período de test es el que más se prolonga en el tiempo, porque es durante el que se monta el satélite. Cuando se comprueba que los aparatos funcionan adecuadamente, se desconectan los sistemas de medida, antes de pasar la nave a la lanzadera.

PAZ

Paz es el primer satélite español de observación de la tierra, y se estima que entrará en órbita en diciembre de 2011. El Gobierno español ha invertido unos 160 millones de euros en su construcción y lanzamiento, con el que se persigue optimizar la seguridad y defensa del país.

El vehículo espacial, con 1200 kilos de peso, ofrecerá una media diaria de 200 imágenes de alta resolución con una capacidad de cobertura de 300.000 kilómetros cuadrados (dos terceras partes del planeta), gracias a un radar de apertura sintética que podrá trabajar las 24 horas del día en cualquier condición climatológica.

Su misión será potenciar la vigilancia del suelo español, el control fronterizo, la capacidad operativa de las fuerzas armadas o la evaluación de catástrofes naturales, entre otros.