Gallardón y Sebastián presentan mañana el proyecto de la Catedral de las Comunicaciones en la nave Boetticher

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el ministro de Industria, Turismo y Comercio y ex candidato a la Alcaldía de la capital, Miguel Sebastián, coincidirán mañana en la presentación del proyecto de la Catedral de las Comunicaciones, en la Nave Boetticher del distrito de Villaverde, donde se implementará el Centro de Expresión e Innovación de Nuevas Tecnologías.

Dos años después de la polémica campaña electoral que enfrentó a ambos políticos, este proyecto en que el Industria ha aportado 34 millones de euros de su Plan Avanza pondrá a Gallardón y Sebastián de nuevo sobre la misma platea.

Al evento, que se celebrará a las 11 horas de mañana, también asistirán representantes de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y asociaciones vecinales del distrito. Así se dará luz verde a los primeros trabajos de adecuación de la nave.

Con esta actuación echa andar finalmente una idea que ha supuesto 16 años de duras negociaciones, desde que en 1993 la empresa Boetticher y Navarro S.A. fuera declarada en quiebra por un tribunal, dejando como único bien para hacer frente a sus deudas los 68.000 metros cuadrados de terreno de la fábrica en Villaverde, cerca de la avenida de Córdoba.

En septiembre de 2003, el Ayuntamiento, con José María Álvarez del Manzano aún a la cabeza, firmó con los representantes de la compañía un convenio inicial que preveía la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para cambiar el uso industrial de los terrenos a un 80 por ciento residencial y un 20 por ciento de servicios. Esta modificación se hizo efectiva en febrero de 2008, después de la autorización del Gobierno regional.

El siguiente paso del proyecto fue la firma del texto definitivo del convenio urbanístico, conseguida el 29 de julio de 2008, por el que Boetticher y Navarro S.A. cedía al Consistorio madrileño una nave industrial conocida como 'La Catedral' para crear en ella un centro de expresión y formación en nuevas tecnologías de la información y la comunicación para ciudadanos y pymes. El resto de espacio se destinará a equipamientos públicos y a 13.000 metros cuadrados de zonas verdes públicas.

NAVE BOETTICHER

La Nave Boetticher es una de las más importantes muestras de arquitectura industrial de los años 50 que aún se mantiene en pie en Madrid. El concurso de ideas para su rehabilitación, celebrado en 2006, lo ganó el arquitecto Eduardo Torroja, que previó la creación de un área residencial y otra terciaria respetando la arquitectura del inmueble, que está recogido en el Catálogo de Edificios Protegidos.

Las primeras actuaciones de la iniciativa ya obtuvieron un presupuesto de 4,58 millones de euros, a los que el pasado mes de octubre se sumaron otros 34 millones de euros del Plan Avanza del Ministerio de Industria en forma de préstamo reembolsable sin intereses entre 2010 y 2012.

Así, el grueso de la inversión será de 29,4 millones de euros este año --24,14 millones servirán para financiar el contrato de redacción y ejecución del proyecto--, más los 4,5 millones aportados en 2008 y otros 12.000 euros del año anterior.

Durante los últimos años, además, se han venido realizando importantes estudios técnicos sobre la autoría de la nave, que le corresponde al ingeniero industrial Manuel Cámara Muñoz; sobre la situación arquitectónica del edificio y sobre los contenidos, el funcionamiento y la viabilidad del futuro centro, según explicó el propio Gallardón el pasado mes de diciembre.

La construcción de La Catedral correrá a cargo de la UTE formada por FCC construcción S.A. y Dragados S.A., cuya propuesta arquitectónica incorpora con armonía los planteamientos del Proyecto de Banda Ancha.

EL PROYECTO

Así, se respetará la estructura original de la nave por su valor arquitectónico, la amplitud de sus dimensiones y la fuerza de su presencia en el paisaje urbano. También incorpora el planteamiento de inteligentes estrategias de diseño perfectamente conciliadas con el diseño arquitectónico y con la funcionalidad de la nave y del edificio de nueva planta que se levantará en su entorno.

Por otra parte, el proyecto incluye excelentes soluciones en materia de medidas de ahorro energético o en la incorporación de alta tecnología para su autoabastecimiento energético, así como la dotación de un equipo informático y de telecomunicaciones de última generación.

En concreto, la iniciativa tiene tres partes: un Centro de Expresión e Innovación de Nuevas Tecnologías, una versión on-line del proyecto y un Centro de Referencia a nivel nacional en tecnologías de Software Libre (open source) en la capital.

El Centro de Expresión e Innovación tiene como objetivo crear un centro pionero de exposición, formación e implantación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones que sea el exponente máximo en nuevas tecnologías para los ciudadanos y empresas que utilicen sus servicios. Además, deberá actuar como generador de valor en el mundo digital y convertir a Madrid en ejemplo de ciudad proveedora de servicios digitales a ciudadanos y empresas, y paradigma de implantación efectiva de la sociedad de la información.

La versión on-line del proyecto la Catedral de las Nuevas Tecnologías se configurará como un espacio virtual en Internet que ofrezca a ciudadanos y empresas contenido y servicios digitales que permitan mejorar sus condiciones de acceso a las nuevas tecnologías de las información y las comunicaciones, adquirir la formación necesaria para el uso de la tecnología y favorecer su acercamiento a las oportunidades que éstas les ofrecen.

Por último, el Centro de Referencia a nivel nacional en Software Libre (open source) se considera como el primer elemento de la versión extendida de la Catedral de las Nuevas Tecnologías y pretende generar un impacto en el sector a través de la creación periódica de proyectos piloto basados en las tecnologías señaladas. Además, a través del Centro se promoverá la colaboración con las universidades y otros centros formativos y se realizará el asesoramiento a empresas con proyectos innovadores que utilicen estas tecnologías. Se desarrollarán también cursos formativos, tanto para ciudadanos como para empresas, así como eventos de difusión y divulgación de sus actividades.

Tras la colocación de la primera piedra, prevista inicialmente para el pasado mes de enero, se prevé que el plazo de ejecución del proyecto sea de 18 meses, si bien el Ministerio podría ampliar el plazo otro medio año más. Así que, el comienzo de actividades podría darse en 2011 y, en cualquier caso según el alcalde, antes de que finalice esta legislatura.

El objetivo es que las empresas tecnológicas líderes en el mundo tengan un lugar donde mostrar sus productos y servicios más novedosos con el fin de difundir e implantar de forma efectiva el uso de las tecnologías entre las empresas y los ciudadanos de toda España.

De hecho, el carácter innovador, la coherencia urbana y territorial y la elevada contribución de esta Catedral para la implantación efectiva de la sociedad de la información en todo el país son argumentos que convencieron a Sebastián de autorizar el préstamo del Plan Avanza, algo que Gallardón agradeció en septiembre afirmando que la aportación del Ministerio es "muy importante y favorable"